Martin Luther King, un defensor de Israel: «Es uno de los mayores bastiones de la democracia en el mundo»

Este 21 de enero se celebra en Estados Unidos el día de Martin Luther King, en recuerdo al pastor americano que fue uno de los grandes baluartes de los derechos humanos en el país.

Luther King es conocido por haber sido clave en la lucha por los derechos de los afroamericanos en Estados Unidos, pero pocos conocen que era también un ferviente admirador de Israel y un defensor de su derecho a existir.

«El mundo entero debe ver que Israel debe existir y tiene el derecho a existir y es uno de los mayores bastiones de la democracia en el mundo», dijo King en una entrevista.

Vía Aurora

En una reunión anual de la Asamblea Rabínica de Estados Unidos en 1968, un mes antes de su asesinato, King dijo: «La paz para Israel significa seguridad y debemos apoyar con toda nuestra fuerza su derecho a existir, su integridad territorial. Israel es uno de los grandes bastiones de la democracia en el mundo y un maravilloso ejemplo de lo que se puede hacer, cómo la tierra del desierto se puede transformar en un oasis de hermandad y democracia».

Las palabras de Luther King eran especialmente relevantes en su época cuando una parte importante de los afroamericanos comenzaba a unirse a causas anti-israelíes. Pero sus declaraciones son también una voz clara contra algunos movimientos existentes hoy en día como el BDS.

Algunos atribuyen a King una frase en la que decía que «cuando la gente critica a los sionistas, se refieren a los judíos y eso es antisemitismo». Incluso Clarence Jones, abogado personal y asesor de King dijo que él vaticinó y advirtió que «el antisemitismo pronto se disfrazaría de antisionismo».

Otro de los activistas de derechos humanos que trabajaba con King, John Lewis, dijo que MLK «entendió que existe una relación especial entre los afroamericanos y los judíos». Lewis destacó que King «sabía que ambos pueblos fueron despojados contra su voluntad de su tierra, fueron formados con la trágica experiencia de la esclavitud, fueron forzados a vivir en ghettos y víctimas de la segregación. Él sabía que ambos pueblos habían sido víctimas de leyes que habían sido aprobadas con la intención particular de oprimirlos solo por ser judíos o negros. Él sabía que ambos pueblos habían sido sometidos a la opresión y el genocidio en un nivel sin precedentes en la historia».

Pero además Martin Luther King no era tampoco anti-árabe o anti-palestino. King creía en la defensa del derecho de ambos pueblos a existir y promovió la paz. «La paz para los árabes puede significar la seguridad económica que necesitan desesperadamente. Estas naciones (las árabes) son parte del tercer mundo con hambre, enfermedades y analfabetismo», destacando que mientras se mantenga esta situación se mantendrían las tensiones y los árabes siempre buscarían un chivo expiatorio.

King enfatizó que «se necesita un plan Marshall para el Medio Oriente, donde levantemos a aquellos que están en el fondo de la escala económica y los llevemos a tener seguridad económica».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here