Primer Ministro de Malasia: «Es nuestro derecho negar la entrada de israelíes al país»

El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, dijo que un”derecho” del país negar la entrada a los ciudadanos israelíes y que era “injusto etiquetarlo como antisemita” por comentarios críticos contra el gobierno israelí.

Hablando el viernes por la noche en un evento en la Universidad de Oxford, Mohamad dijo que “un país tiene el derecho de mantener sus fronteras cerradas para ciertas personas, por eso hay fronteras”, informó el sitio The Times of Israel.

Malasia ha impedido la participación a atletas israelíes en un próximo torneo de natación paraolímpico, una medida duramente criticada por Israel como “vergonzosa” y “antisemita”, y se ha comprometido a impedir cualquier otra participación de israelíes en un evento futuro en el país asiático.

Israel también pidió al Comité Paralímpico Internacional que ayude a revertir la decisión o cambiar la sede del torneo a realizarse en Kuching, programado para julio y agosto.Se trata de un evento clasificatorio para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

“Hoy en día, muchos países están viendo a extranjeros que vienen a su país y no están muy contentos con eso. Están derrocando a sus gobiernos porque sus gobiernos permiten que ingresen inmigrantes”, dijo Mohamad.

Malasia, continuó Mohamad, no tiene “ninguna relación diplomática con Israel, y no creemos que deban venir a nuestro país porque no tenemos relaciones con ellos”.

“Sentimos que están haciendo muchas cosas mal, pero se salieron con la suya, porque nadie se atreve a decir nada en contra de ellos”, dijo.

Cuando un anfitrión insistió en si era “justo penalizar” a ciudadanos o atletas israelíes individuales porque Malasia puede oponerse a las políticas del gobierno israelí, Mohamad respondió: “Bueno, no es justo llamarme antisemita; deben llamar a otras personas antisemitas. No soy antisemita, los árabes son todos semitas”. Esto fue recibido con el aplauso de la audiencia.

El primer ministro de Malasia, que no ha ocultado nunca en su vida pública su férreo antisemitismo desde hace décadas, se defendió aún más contra los cargos de antisemitismo, cuando se le recordó que anteriormente había dicho que los judíos “tienen nariz de gancho” y “un sentido instintivo del dinero”, que el anfitrión señaló que eran declaraciones antisemitas.

Mohamad dijo que estos comentarios formaban parte de la “libertad de expresión” y preguntó: “¿Por qué no podemos decir nada contra Israel, contra los judíos?”. “Somos libres de decir lo que nos gusta, podemos decir algo que los judíos pueden considerar antisemitas. Ese es su derecho a tener tal opinión de mí. Tengo el derecho de decirles que han estado haciendo muchas cosas mal”, dijo.

Al seguir presionando sobre por qué las críticas contra el gobierno israelí toman la forma de comentarios antisemitas y no un rechazo directo de ciertas políticas, Mohamad dijo: “Bueno, parece que la mayoría de ellos apoya la postura adoptada por [el primer ministro Benjamín] Netanyahu contra los árabes, así que cuando digo sólo los ‘sionistas’, la gente no entiende. Lo que sí entienden es la palabra “yahudi” o “judíos”.

Mohamad continuó diciendo que el gobierno israelí es “muy poderoso, por lo que no decimos nada sobre el gobierno israelí, pero no tenemos que mostrar amistad hacia ellos”.

“Este es un gobierno que no se preocupa por la opinión de los demás, es por eso que siguen cometiendo crímenes de guerra todo el tiempo… así que si no les gusta, pueden decir que no les gusta, no me importa”.

“Si quieren venir a nuestro país, tenemos fronteras que protegemos para permitir que sólo las personas que nos gustan vengan a Malasia. Pero las personas que han hecho muchas cosas incorrectas, si consideramos que no son aptos para visitar Malasia, es nuestro derecho “, dijo.

Antes de la discusión, la Sociedad Judía de Oxford expresó su preocupación por la invitación de Mohamad, quien dijo que es “conocido por expresar públicamente opiniones antisemitas”.

“El primer ministro Mohamad es un antisemita abierto y contumaz, que acusa a los judíos de ‘crueldad nazi’ y de buscar eliminar a todos los musulmanes, ha dicho que ‘antisemita’ es ‘un término inventado para evitar criticar a los judíos por hacer el mal’, así como caer en la negación del Holocausto. Dada la oportunidad de volver a encuadrar sus comentarios sobre una edición reciente de Hardtalk de la BBC, en lugar de eso eligió referirse a los judíos como con “nariz de gancho”, dijo la presidenta de la Sociedad Judía de Oxford, Nicole Jacobus, en una publicación en Facebook.

Agencias/Enlace Judío

1 COMENTARIO

  1. Coincido en que un país tiene derecho a decidir quiém emtra en sus fronteras y nadie se lo puede discutir. Lo que ocurre es que los motivos que esgrime Malasia para aplicar ese derecho no tienen otro sustento que el hecho de que se trata de ciudadanos israelíes y se pone netamente del lado de los enemigos de Israel; o sea, ha tomado partido.

    Su derecho hay que respetarlo, pero también recordar el porqué y creo aconsejable que cuando Israel lanza ak mercado una nueva tecnología médica o que mejora de otro modo la vida de la gente, al firmar el contrato de licencia tiene que establecer taxativamente que a países como Malasia, en este cado, queda terminantemente prohiida la venta, ya fuere directa o a través de concesionarios de la franquicia, del producto en cuestión, so pena de iniciación de acciones legales. Eso tambiém es un derecho de cada país, Israel en este caso.

    No estoy de auerdo con que inmediatamente se acuse a quienes así actúan, como Malasia, de «antisemitismo»: en primer lugar, el término verdadero es «antijudaísmo» pero, después, aun cuando esos países saben que son antiisraelíes y, en forma elíptica, antijudíos, nada se gana con señalarlo. Creo mucho mejor llevar a cabo acciones como las que menciono arriba: son netas, precisas y no se les da los enemigos la posibilidad de sentir una falsa superioridad ante lo que ellos ven como «judíos llorones».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here