Mario Sobol: «Es hora de una refundación de la dirigencia comunitaria judía»

En una mañana de este verano «caluroso para la comunidad», como él mismo lo definió, Vis á Vis dialogó con el presidente de Avodá Argentina, Mario Sobol, quien se refirió a la actualidad de la vida comunitaria judía, lo que sucedió con Agustín Zbar, el pedido de renuncia y la continuidad de la actual Comisión Directiva.

También habló sobre la grieta entre ortodoxos y no ortodoxos, elogió al Gran Rabino Gabriel Davidovich y lamentó profundamente el ataque que sufrió. A su vez, explicó cómo se está trabajando en vistas a las próximas elecciones de la AMIA y afirmó en forma contundente que la dirigencia judía necesita una refundación.

  • ¿Como evaluas la actualidad de la comunidad judía?

Fue un verano muy movido, «muy caluroso» para la comunidad, con algunos hechos inesperados, pero el pueblo judío siempre sale adelante y estos momentos también los vamos a sobrellevar.  Más allá de los problemas, seguiremos trabajando en pro de la comunidad judía en la Argentina.

  • ¿Como tomaste como referente de la comunidad, y también en lo personal, la decisión de Agustín Zbar de enviar la carta a la DAIA pidiendo el retiro como querellante en la causa contra Cristina Kirchner?

En Avodá evaluamos el tema. Fue improcedente totalmente. Además, es algo que se podía haber hablado telefónicamente. Tampoco sabemos cómo se filtró la carta pero si sabemos que le hizo mucho mal a la comunidad judía en su conjunto.

  • ¿Cual es la postura de Avodá con respecto a la continuidad o no de la actual Comisión Directiva de AMIA?

En realidad nosotros estábamos detrás de la renuncia de Agustín Zbar y también de los que firmaron la nota, pero luego de una evaluación interna nos dimos cuenta que faltaba muy poco para que termine el período y  la preparación en general para las próximas elecciones. Creímos que no era procedente. Hablamos con los referentes de AMIA y nos dieron la garantía de que esto va a terminar bien y en paz.

  • ¿Creés que es hora de una refundación de la dirigencia judía?

Hace mucho tiempo que es hora de una refundación. Lo difícil es que la gente se quiera acercar para realizar esta refundación. Los jóvenes de 40 años o menos que podrían participar como dirigentes comunitarios se están haciendo en la vida con los problemas que tenemos en este país, cada uno está con su trabajo y con sus problemas. Es muy difícil. Pero algunas escuelas sí ya lo tienen. Ese es el semillero, las escuelas judías deberían mandar nuevos dirigentes para poder cambiar esto.

  • ¿Hay dirigentes que piensan de la elección a elección y se olvidan de la gestión?

No somos muy diferentes a la sociedad argentina que se vota cada dos años. La comunidad judía no puede ser muy diferente. Sí, es verdad. Hay grupos que ya están trabajando en función de las elecciones de AMIA  (abril 2020) para poner lo mejor de sus hombres para la futura conducción. De lo que no hay dudas es que tienen que estar todos los factores representados. Eso es lo más importante.

  • ¿Se va a solucionar alguna vez la grieta ortodoxos-no ortodoxos?

Pienso que llegó el momento. Después de este «caluroso» verano que tuvimos, creo que los diferentes factores ya se han dado cuenta de que este es el momento bisagra para ponernos de acuerdo, sentarnos todos juntos y armar un buen equipo para los futuros años de la AMIA.

  • ¿Y el movimiento Sionista va a estar unido?

Sin ninguna duda. El miércoles se realizó una reunión en la que participó todo el movimiento sionista y estuvieron todos los factores, como siempre.

  • ¿Van a llevar un solo candidato?

No hablamos en ningún momento de candidatos por ahora. Tenemos que trabajar en las propuestas. Esa es la realidad. Más adelante seguramente se hablará de candidaturas. Si uno habla de candidatos «lo matamos» antes de que nazca, entonces no queremos hablar de nombres sino de trabajar todos juntos para que de ahí salga el mejor candidato.

  • ¿Por qué creés que los presidentes anteriores de la DAIA y AMIA tuvieron que renunciar en forma traumática?

Porque lamentablemente estas nuevas conducciones tienen una enfermedad que se llama «Poder», y cuando uno atraviesa esa frontera pasan las cosas que pasan. Tenemos que cuidar a las próximas conducciones para que no se obnubilen y se pierdan cuando lleguen al poder.

  • ¿La comunidad judía necesita un «papá», un líder único?

Yo no creo que necesite un «papá». La comunidad judía, y lo demuestran ciertos dirigentes de instituciones, tienen hombres muy claros que las han dado vuelta, que han solucionado situaciones económicas de clubes, de escuelas. Hay muchos «papás» dando vueltas. Lo que sí, habría que acercarlos.

  • ¿Qué opinás de lo que sucedió con el Gran Rabino Gabriel Davidovich?

No solo es lamentable lo que sucedió, sino que le haya sucedido a él. Es tan buena persona, tan perfil bajo. Es raro encontrar un Rabino que se ubique en el lugar que se ubica él, ayudando al que lo necesita sin ningún tipo de exposición. Es muy doloroso lo que le han hecho.

  • ¿Lo consideras un ataque antisemita?

Es muy difícil saberlo. Tenemos que ver que dice la investigación. Lo terrible y lamentable es cómo le han pegado. Hace muchos años que la comunidad judía no tiene un rabino con el perfil de Davidovich.

  • ¿Influye en la comunidad judía el resultado electoral en la Argentina?

No. La comunidad judía tiene que acomodarse a cualquier gobierno que esté. La dirigencia lo que tiene que hacer es tratar de ubicar la distancia entre el gobierno y la comunidad judía.

  • ¿Y las elecciones de Israel?

Ahí se está poniendo lindo. Avodá, que es mi movimiento, está resurgiendo y esperemos que todo termine bien.

  • ¿Donde se ubica Avodá en el seno de la comunidad argentina?

Avodá es la creadora de la mayoría de las instituciones (templos, escuelas, etc) de la República Argentina. Durante muchos años los dirigentes de Avodá fueron líderes realmente. Hoy hay ganas de volver a ser. Se están acercando no solo hombres de 40 o 45 años sin también de 20 y 25 para intentar sumarse. Avodá tiene una línea en la que la juventud puede participar de verdad, estamos cerca de las escuelas, cerca del pueblo. Estos chicos que son ex javerim de la Tnua participan hoy dentro de las filas de Avodá y estamos muy contentos. Nuestra generación aprendió a delegar. Cuando yo ingresé a Avodá hace muchísimos años estaba sentado en la segunda fila alrededor de la mesa, en la primera estaban los líderes. Luego de dos o tres años me invitaron a ir a la primera fila. Eso se llama en el fútbol «hacer banco». Eso es lo que está faltando hoy en la dirigencia antes de llegar a la conducción.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here