María Kodama: “Me lo dijo mi papá cuando yo tenía 5 años,...

María Kodama: “Me lo dijo mi papá cuando yo tenía 5 años, no hay diferencias entre el hombre y la mujer”

María Kodama, la escritora, traductora y quien fuera la compañera y esposa de Jorge Luis Borges, estuvo presente en el 3° Desayuno por el Día de la Mujer organizado por la DAIA en el Hotel Alvear de la Ciudad de Buenos Aires.

Dialogó con Vis á Vis sobre su presencia en el evento, la cultura japonesa con respecto al lugar del hombre y la mujer y las enseñanzas de su padre que la marcaron para toda la vida.

  • ¿Qué significa para usted estar presente en el Desayuno organizado por la DAIA por el Día de la Mujer?

“Es una idea muy excelente y es muy interesante todo lo que se refiere a la cultura judía porque es el centro y el principio de nuestra propia religión. Yo siempre digo que las enseñanzas de Jesús son las ideas que después distorsionó el poder civil de lo que es el comunismo; no como partido político sino como enseñanza de vida en el sentido de compartir, de hacer amigos y de una igualdad entre las distintas personas y las distintas religiones”.

  • ¿Cómo ve estos cambios que vienen sucediendo con respecto a la mujer?

“Fui educada por mi padre que nació, creció y se educó en Japón.  Cuando era muy chica un día quería aprender Kendo (arte marcial japonés). Entonces mi abuela dijo ¡No! es un deporte de hombres y no de mujeres. Mi padres estaban separados y entonces ese fin de semana me dijo que no contradijera a mi abuela, que no le hiciera preguntas que no debía y me dijo algo que fue interesantísimo, yo tendría 5, 6 años en ese momento. Me dijo mi padre: “No hay absolutamente ninguna diferencia entre un hombre y una mujer, absolutamente todo lo que hace un hombre puede hacerlo usted”. “A medida que crezca yo le voy a decir lo que para mí no es conveniente que usted haga. Ahora bien si usted quiere hacerlo y no es por capricho o para contradecirme y me doy cuenta que eso es escencial en su vida, voy a respetarlo hasta el día de mí muerte”. Así que para mí no hay diferencias, no hay hombre, mujer, oposición. Además, la mayoría de mis amigos son hombres”.

Sin comentarios

Deje una respuesta