Programa “Valor” de AMIA: Diez años impulsando prácticas sostenibles

Programa “Valor” de AMIA: Diez años impulsando prácticas sostenibles

VALOR, el primer programa integral con foco en la gestión sostenible de la cadena de valor del país, cumplió 10 años de tarea ininterrumpida. Con el patrocinio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), el programa de AMIA trabajó, desde 2009, con 23 grandes empresas asociadas y con más de 400 empresas de la cadena de valor. Además, brindó 4.600 horas de capacitación y 5.000 horas de asistencia técnica, en la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país.

Además, organizó cinco Jornadas anuales, abiertas a la comunidad, en las cuales se abordaron los desafíos y las tendencias del sector a través de referentes y expertos locales e internacionales. Para este año, está previsto un ciclo de actividades que contemplará la realización de tres Jornadas y dos Workshops especializados.

Otro hito importante en estos diez años de VALOR, es su rol como coordinador del grupo de trabajo “Sostenibilidad en la cadena de valor”, de la Red Argentina del Pacto Global de Naciones Unidas, espacio que lidera gracias a su expertise en el tema y en su contribución en la promoción de alinear las empresas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

De cara al futuro, y respondiendo a los desafíos de la agenda de la sostenibilidad, VALOR incorporó nuevos servicios para las empresas: talleres para equipos internos, auditorías de triple enfoque y diagnóstico de la cadena de valor, de acuerdo con las normas ISO 20400 de Compras Sostenibles e ISO 26000 de Responsabilidad Social.
“Las responsabilidades extendidas de la cadena de valor presentan un verdadero desafío para las empresas, pero también un espacio de oportunidad competitiva que posicionará en el mediano plazo a aquellas compañías que asuman un rol protagónico en la gestión sustentable de su negocio”, destacó Fernando Passarelli, coordinador de VALOR. “En esta línea, continuaremos acompañando a las grandes empresas y, especialmente a las pymes, en integrar sus impactos económicos, sociales y ambientales a la gestión de sus operaciones.”

Sin comentarios

Deje una respuesta