Para el nuevo primer ministro palestino los terroristas “son combatientes de la...

Para el nuevo primer ministro palestino los terroristas “son combatientes de la libertad”

Palestinian Media Watch (PMW), la organización de monitoreo de medios de comunicación palestinos, publicó una recopilación de mensajes y comentarios de Mohammad Shtayyeh, el nuevo primer ministro palestino, nombrado e impuesto directamente por Mahmoud Abbas para ese cargo.

(Vía Aurora)

Shtayyeh sostiene consistentemente a lo largo de los años que los terroristas palestinos son “[…] combatientes por la libertad, o como él los llama, ‘buscadores de libertad'”.

Además ha elogiado a terroristas como Abu Jihad, planificador de al menos 125 asesinatos de israelíes. También lo ha hecho con Abu Iyad, cerebro del nefasto ataque en las Olimpíadas de Múnich de 1972, que cobró la vida de 11 atletas israelíes. Es también defensor del arbitrario principio de que existe la obligación de oponerse a la ocupación “por todos los medios posibles”, que solapadamente incluyen acciones terroristas.

Como prueba, PMW presenta una recolección de declaraciones de Shtayyeh en las que enumera una serie de razones que justifican la violencia terrorista, igualando, por ejemplo, la situación palestina con la de Estados Unidos cuando se liberó de la “ocupación” británica.

Con este argumento sostiene que los más de seis mil prisioneros en las cárceles israelíes son injustamente calificados por Israel como terroristas, cuando en realidad son “’buscadores de libertad’” que […] defendieron la dignidad de su tierra y la dignidad humana […]”.

Shtayyeh también se opone a que la ONU considere terroristas las organizaciones palestinas que promueven y cometen crímenes de odio en los pueblos y ciudades israelíes.

En declaraciones publicadas en la página oficial de Fatah en Facebook, en diciembre de 2018, explicó: “Ahora hay una propuesta en la ONU que condena el movimiento Hamás. Desde este podio condenamos esta resolución, porque bajo ninguna circunstancia estaremos de acuerdo con que una organización palestina sea definida como organización terrorista. ¡No estaremos de acuerdo! Porque hoy es Hamás, mañana Yihad [Islámica], dentro de dos días Fatah, y así sucesivamente. Conocemos la historia. Nuestro desacuerdo [con Hamás] es pasajero, pero en ninguna circunstancia estaremos de acuerdo con que Hamas sea condenado”.

Por su parte insiste en que su organización no reconoce a Israel, toda vez que en marzo de 2017 declaró en la TV oficial palestina: “El movimiento Fatah nunca exigió que Hamás reconociera Israel. Hasta este momento Fatah no reconoce Israel. El tema del reconocimiento de Israel no se ha tratado en ninguna de las conferencias de Fatah”.

Además de considerar al movimiento sionista un movimiento puramente colonialista y de negar su vinculación con el judaísmo, Shtayyeh constantemente está cuestionando los acuerdos establecidos con Israel y los considera como temas de revisión y, en todo caso, por cancelar: “Vamos a reformular nuestras relaciones con la ocupación [Estado de Israel] y los acuerdos firmados con esta que no se cumplen. Si Israel no los mantiene, ¿por qué deberíamos mantenerlos? Por lo tanto, con base en las decisiones del Consejo Central de la OLP, reexaminaremos las relaciones de seguridad, políticas y financieras con Israel. Es nuestra obligación proteger nuestra tierra y nuestro pueblo y oponernos a la ocupación y sus mecanismos por todos los medios posibles, y apoyaremos todos los movimientos globales que boicoteen la ocupación […]”, tal como lo reflejó la independiente agencia palestina de noticias Ma’an, el 2 de febrero de 2016.

Shtayyeh ha amenazado con sabotear las negociaciones, facilitadas por la comunidad internacional con Israel, en caso de que no se incluyan algunos temas según su voluntad, como es el caso del tema de los refugiados palestinos. Alega que si el tema no se incluye en las negociaciones entonces la Autoridad Palestina retrocederá su posición a un punto anterior a las fronteras de 1967, a lo que él llama “[…] la base de la Palestina histórica […][Ni] Estados Unidos ni ningún otro logrará borrar el problema de los refugiados. Nunca nos doblegaremos ante la extorsión y nunca cederemos el derecho de regresar”.

Según recogió WAFA, agencia oficial de noticias de la AP, en enero de 2017, acerca del traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén, Shtayyeh dijo que “[…] significa el fin de la solución de dos Estados y el fin de cualquier negociación futura”.

Tampoco deja pasar la oportunidad de abonar a la retórica de que los judíos no tienen ninguna filiación histórica con la Tierra de Israel ni con Jerusalén. Para ello no duda en utilizar los manoseados argumentos de que “Jesús fue el primer palestino”, así como también elogia la inaudita resolución de la UNESCO que decretó el Monte del Templo como lugar sagrado exclusivamente musulmán. Al-Hayat Al-Jadida, el diario oficial palestino recogió sus declaraciones el 28 de octubre de 2016: “Las últimas resoluciones de la UNESCO han torpedeado las excusas [de Israel] para hablar sobre su derecho a un “Estado judío”, y demostraron que los judíos no tienen derecho histórico sobre la Tierra de Palestina.”

Ta como lo señala PMW, no está claro por cuánto tiempo Shtayyeh ocupará el cargo de primer ministro asignado autoritariamente por Abbas, especialmente por el hecho de que la AP no es propensa a convocar las elecciones que la misma legislación palestina establece, pero lo que sí es cierto es que no será una socio de paz razonable para Israel, aunque declare lo contrario hacia la tribuna internacional.

Sin comentarios

Deje una respuesta