Gil Haskel: “Si los árabes bajaran las armas habría paz; si Israel...

Gil Haskel: “Si los árabes bajaran las armas habría paz; si Israel las bajara sería destruido”

dav

Vis á Vis dialogó este miércoles por la tarde en forma exclusiva con Gil Haskel, Director General adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y Jefe de MASHAV, la Agencia de Israel para la Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Se encuentra en la Argentina para la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur (BAPA + 40), que se está realizando en Buenos Aires.

Precisamente Cooperación Sur-Sur es un término general que se usa a menudo para describir el intercambio de recursos, tecnología y conocimiento entre los países en desarrollo (a los que a veces se hace referencia como el sur global).

Su presencia se debe a su capacidad como Jefe del MASHAV. Es el organismo responsable de coordinar el programa de asistencia humanitaria del Estado de Israel. Haskel se refirió a su presencia en la conferencia, el crecimiento de Israel siendo un país en permanente conflicto, la hostilidad de la ONU, su opinión sobre Argentina y las relaciones bilaterales. Y acerca de la posibilidad de paz en la región, sentenció: “En Israel siempre se dice que si los árabes bajaran las armas habría paz; si las bajara Israel sería destruido”.

  • ¿De qué se trata su presencia en el foro y cuál será su exposición en el mismo?

Estoy por primera vez en la Argentina. Estoy muy emocionado de estar acá y vengo para la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur y conmemora los 40 años. Israel es un país que contribuye mucho con este tipo de ayuda.

  • ¿Cuáles son sus antecedentes y cómo llegó a ser jefe de MASHAV? 

Tengo una carrera diplomática. Fui embajador de Israel en Kenia, en África, y una vez que volví a Israel fui nombrado director para el MASHAV. Desde que me uní a la cancillería israelí, además de Kenia, también en Uganda, Tanzania, Malawi, Seychelles y representante permanente ante la UNON, el PNUMA y UNHABITAT.

  • Fue embajador en países de extrema pobreza en África, ¿cómo fue esa experiencia? 

Una de las cosas más increíbles de ser embajador en países así es que viajás y conocés miles de personas. Están muy claros los problemas que tienen esos países y que son problemas universales, que muchas veces saben cuál es la solución pero no se logra conectar el problema con la solución. Intentamos llevar la solución israelí para que el problema y la solución estén conectadas. Siento que en esas comunidades recibimos mucho aprecio por el trabajo que hicimos.

  • ¿Cómo se puede explicar el crecimiento de Israel en todas las áreas teniendo en cuenta el grado de conflicto permanente en el que vive?

Desde que Israel se independizó empezó bien abajo. Desde el primer día nunca esperó ayuda de afuera. Nunca esperamos que otros países vengan y solucionen los problemas de nuestro país. Los israelíes saben que son los únicos que se pueden ayudar a ellos mismos. Por más que el país esté rodeado de conflictos y en un área difícil, el crecimiento siempre fue constante y a grandes pasos. Si vos esperás que te ayuden con donaciones, siempre va a haber donaciones cuando las cosas están bien. Ahora, cuando están mal, se van a ir. Si dependés de vos mismo corrés el riesgo de que no exista ayuda.

  • ¿Usted cree que algún día se pueda llegar a algún acuerdo para seguir evitando estas muertes inútiles como la del Rabino Ettinger y el soldado Keidan?

Israel es un país que busca la paz y el amor. Dice en la carta de Independencia que volvimos a Israel para vivir en paz con la gente que nos rodea. Yo creo que una vez que haya una voluntad sincera de los países que rodean a Israel va a haber una paz instantánea. La historia muestra cuando otros países quisieron tener paz, como por ejemplo el presidente de Egipto, fue una paz instantánea. Nunca hubo algo en contra de parte de Israel. El problema es cuando los vecinos no son sinceros y eso es lo que ellos sienten de parte de Palestina. Si los árabes bajaran las armas habría una paz instantánea; si Israel las bajara sería destruido.

  • ¿Es inevitable esta hostilidad continua de la ONU con sanciones permanentes contra Israel?

Siento que va a cambiar una vez que empiece a cambiar la realidad. Yo como Ministro de Relaciones Exteriores estoy intentando cambiar esa realidad acercándome a más países del mundo para que vean otra realidad de lo que están viendo. Siento que la reacción de las Naciones Unidas a Israel es porque no entienden el nivel de dificultad que existe. Nos esforzamos mucho por tratar de hacerles entender la realidad pero simplemente no quieren entenderlo.

  • En los últimos días ingresaron a la Argentina dos iraníes con pasaportes israelíes y están detenidos. Se está investigando conexiones con terrorismo. ¿Hay riesgos de un tercer atentado en la Argentina como ya sucedió en 1992 con la Embajada y en 1994 con la AMIA?

En Israel saben que siempre tiene que estar en alerta roja. La motivación de los terroristas siempre crece, nunca va a disminuir. Lamentablemente muchos países apoyan a países que apoyan el terrorismo en vez de aquellos que están en contra. Si no se separa o se aísla a los países que apoyan el terrorismo, el terrorismo va a seguir creciendo.

  • Argentina e Israel tienen buena relación, y en ambos países habrá elecciones este año. De hecho, Benjamín Netanyahu visitó nuestro país en 2017. ¿Cree que se puede mantener esta buena relación más allá de quién esté en el gobierno en cada país?

Las relaciones entre Israel y la Argentina se dividen en dos: entre lo que es la administración del gobierno actual, que son excelentes relaciones pero no se sabe qué pasará en un futuro; y por otro lado están las relaciones entre la gente, que eso siempre es bueno y nunca va a cambiar, y que MASHAV justamente apoya. No tenemos ningún problema político pero obviamente depende de los líderes si las relaciones van a seguir.

  • ¿Cómo ve a la Argentina hoy?

Es la primera vez que estoy en Argentina. Me gusta mucho y me gusta la gente. Siento que cada vez que nombran a Israel hay una buena recepción y les deseo lo mejor y que puedan solucionar sus conflictos como en Israel: tratando de solucionar los nuestros y apoyarse entre sí para solucionar los conflictos”.

Producción: Vis á Vis
Traducción: Micaela Szpigiel

Sin comentarios

Deje una respuesta