Presos de Hamás apuñalaron a dos guardias israelíes

Presos de Hamás apuñalaron a dos guardias israelíes

Según una fuente del servicio penitenciario, el incidente ocurrió mientras se trasladaba a los prisioneros desde un ala de Hamás. Los presos utilizaron cuchillos improvisados para apuñalar a los guardias, que están recibiendo atención médica. Uno fue trasladado en helicóptero al Centro Médico Soroka en estado crítico, el otro resultó moderadamente herido.

El martes, luego de incidentes anteriores, el comisionado interino del servicio penitenciario, Asher Vaknin, recomendó trasladar a los presos de seguridad en las prisiones de Ktzi’ot y Meguiddo a alas de seguridad designadas para presos de Hamás en otras prisiones israelíes.

La administración de prisioneros de Hamás advirtió la semana pasada que la dispersión de los presos aumentaría las tensiones en las cárceles. El servicio penitenciario dijo que se estaba preparando para posibles enfrentamientos entre presos y los guardias de la prisión.

Se trasladaron más de 100 prisioneros de Hamás a varias alas de seguridad en las cárceles israelíes, un día después de que los palestinos quemaran colchones en la prisión de Ramón en protesta a la instalación de dispositivos que bloquean el servicio de móviles en la prisión.

En los últimos días, el liderazgo de Hamás decidió incrementar los disturbios violentos en la valla fronteriza de Gaza e indicó que planea declarar una huelga de hambre masiva de prisioneros de Hamás y la Yihad Islámica, que comenzará el 7 de abril, dos días antes de las elecciones en Israel.

En las prisiones israelíes, cada ala de seguridad tiene un jefe y un portavoz, que son electos en elecciones democráticas celebradas por los prisioneros (cada 4 meses en el caso de presos de Hamás y cada seis meses para prisioneros de Fatah). Aquellos que ocupan estos cargos disfrutan de un estatus elevado incluso fuera de la cárcel, que también eleva la reputación de sus familias.

El portavoz se encarga de mantener el contacto con el personal del servicio penitenciario, pero el jefe del ala de seguridad tiene más poder, ya que está a cargo de los asuntos de los presos y mantiene el contacto con los líderes de las organizaciones palestinas en la Franja de Gaza y Cisjordania, administra las visitas familiares, de abogados y el uso de teléfonos celulares.

 

Vía Haaretz / Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta