La aerolínea Kuwait Airways enfrenta un nuevo caso de antisemitismo contra un...

La aerolínea Kuwait Airways enfrenta un nuevo caso de antisemitismo contra un israelí por no dejarlo viajar

Un ciudadano israelí identificado como Shmuel M. que vive en Frankfurt compró un boleto a Sri Lanka hace dos años pero la aerolínea Kuwait Airways le negó el vuelo. La denuncia fue presentada en un tribunal de distrito de Alemania.

Los representantes de la aerolínea le dijeron que no se le permitiría abordar su vuelo programado en noviembre de 2017 desde la ciudad de Münich a la capital ceilandesa de Colombo después de que se enteraran de que era israelí.

Kuwait Airways ha cancelado previamente boletos comprados por pasajeros israelíes, argumentando que la ley kuwaití prohíbe todas las relaciones comerciales con israelíes y compañías israelíes.

Una demanda de discriminación de 2017 presentada por el Proyecto Lawfare, un organismo sin fines de lucro con sede en Nueva York a nombre de un estudiante israelí en 2017 fue anulada por un tribunal alemán que dictaminó que “no era razonable” exigir que la aerolínea violara las leyes de su país.

El grupo apeló la decisión ante un tribunal regional superior en Frankfurt, pero en noviembre de 2018 confirmó la decisión. El tribunal calificó el boicot de “inaceptable”, pero dijo que debido a que el vuelo en cuestión requería una escala en la ciudad de Kuwait, era “factualmente imposible” que la aerolínea hubiera cumplido su contrato.

En el fallo, los jueces criticaron el boicot israelí de Kuwait como “discriminatorio e incompatible con los valores alemanes”, pero dijeron que cambiarlo era asunto de los políticos.

No obstante, el asesor legal del Proyecto Lawfare en Alemania, Nathan Gelbart, dijo que un fallo judicial contra la prohibición de la aerolínea sentaría un importante precedente en la lucha contra la discriminación: “Siempre que permitamos que una aerolínea anuncie vuelos para todos, excepto para los israelíes, es una mancha en el tejido moral de nuestro país. Si Kuwait Airways desea continuar operando en Alemania, el mensaje debe ser claro: llevar a todos o no llevar a nadie”.

 

 

Vía Enlace Judío

Sin comentarios

Deje una respuesta