La Farolera tropezó. Por Martha Wolff

0
343

Cristina invitó a la presentación de su libro a un Sheik Mohsen Alí partidario
que pone en duda el atentado terrorista a la AMIA, que trabaja en el Instituto Patria y tiene vínculos con Hezbollah, planteó públicamente que habría que investigar la hipótesis de que el ataque a la Mutual haya sido perpetrado por los propios judíos.

Cuando lo leí no supe si reír o llorar, pero de inmediato pensé hasta dónde puede llegar la hipocresía para decir tremenda suposición, además también mencionada cuando fue el atentado a las torres Gemelas por sus enemigos.

Es como si yo diría que los asesinatos, ejecuciones, violaciones, matanzas colectivas, decapitaciones de ISIS son ejecutadas por los mismos para dar pena, recibir ayuda encubriendo su objetivo de dominación religiosa extrema y demostrar que ellos son los sufrientes.

Y todo esto en la presentación de un libro en el que la ex presidenta, se lo dictó a la escritora, que el Pacto con Irán fue una total ingenuidad.

Lo que no confesó siguiendo con el humor negro, es que mientras lo firmaba ella fue amenazada con un revólver de juguete mientras canturreaba la canción de María Elena Walsh;

La farolera tropezó
y en la calle se calló
y al pasar por un cuartel
se enamoró de un coronel
Alcen la barrera para que pase la farolera
de la puerta al sol
subo la escalera
y enciendo el farol.
A la media noche me puse a contar
y todas las cuentas me salieron mal
2 y 2 son 4
4 y 2 son 6
6 y 2 son 8 y 8 16
8, 24
y 8 32
Ánima bendita me arrodillo en vos

Más acertada imposible porque la adulteración de la cuentas fue siempre su deporte favorito.

La presencia como invitado, bien notoria del sheik con su solideo blanco y su vestimenta en las primeras filas, fue un desafío a la prensa para confirmar su adhesión al mundo árabe, y que tendría todo el derecho del mundo si no existiría su complicidad en el acuerdo con Irán por los intereses comerciales y políticos que adujeron para firmarlo, ¡total las 85 víctimas del Atentado a la AMIA y los 200 heridos fueron un juego perverso de los judíos para seguir siendo víctimas!

¿Y qué tal si la ex presidenta, en el intento de mostrar ahora su deseo de concordia con su mismo partido dividido y con el peronismo para que todos seamos hermanos tendiendo una mano para cambiar su imagen hubiera invitado a los representantes de otras religiones? La farolera otra vez tropezó.

Autor: Martha Wolff

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here