Alemania le devolvió a una familia judía, una obra de arte robada por los nazis

0
341

Alemania devolvió este miércoles una pintura robada por los nazis que terminó dentro del llamado “tesoro Gurlitt”, hijo de un comerciante de arte de la época del Tercer Reich, reportó la agencia AFP.

“Quai de Clichy. Temps gris”, obra del francés Paul Signac, fue devuelta a la familia del fallecido agente inmobiliario francés Gaston Prosper Levy.

Los responsables que investigan la procedencia de las pinturas dejadas por Cornelius Gurlitt encontraron testimonios de testigos presenciales de soldados alemanes que tomaron la obra de Signac de la propiedad de Levy en Francia en 1940.

“Un incontable número de coleccionistas de arte y bienes culturales, en su mayoría judíos como Gaston Prosper Levy, fueron perseguidos, robados o expropiados por los nazis”, dijo la Ministra de Cultura de Alemania, Monika Gruetters.

“Otros tuvieron que vender su propiedad muy por debajo de su valor o dejarla atrás mientras huían o emigraban. Nunca podremos hacer valer el sufrimiento y la injusticia”, agregó.

Tales retornos de obras de arte son importantes, dijo la ministro, ya que ofrecen “al menos un poco de justicia histórica”.

Más de 1,500 obras de arte fueron descubiertas en 2012 en posesión del hijo de Hildebrand Gurlitt, quien había trabajado como comerciante de arte para los nazis desde 1938.

El descubrimiento del “tesoro Gurlitt” hizo titulares en todo el mundo y reavivó un debate sobre cómo la Alemania de la posguerra se había ocupado del arte saqueado y robado por el régimen nazi.

Cuando Gurlitt murió, el museo de Berna aceptó la colección, aunque dejó alrededor de 500 obras en Alemania para que un grupo de trabajo del gobierno investigara sus orígenes debido a la incertidumbre del origen de las mismas.

La determinación de su procedencia ha sido lenta y no quedó claro cuántas de las obras fueron robadas.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here