Como en los últimos 25 años, en el acto central por el aniversario del atentado a la AMIA se reclamó el fin de la impunidad

0
349

A las 9.53 hs comenzó a sonar la estremecedora sirena que desde hace 25 años suena cada 18 de julio.

Esta vez, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió que también suene en toda la ciudad. Luego un minuto de silencio. Más tarde los nombres de las 85 víctimas y el grito de «¡presente!». El encendido de una vela a la memoria de Nisman por parte de su mamá Sara Garfunkel.

A partir de ahí, un conmovido Fernando Bravo condujo el acto que reunió tal vez a la mayor concurrencia de los últimos diez años en la calle Pasteur. Hubo tres oradores, un video y una canción. Lo mismo que viene sucediendo durante los últimos 25 años, pero diferente.

El presidente de la AMIA con un discurso moderado pero con firmeza, reclamó que «mientras vivamos en la impunidad, el dolor permanecerá», y le pidió a los gobiernos vecinos que incluyan a Hezbollah en el registro de grupos terroristas: «Es imprescindible que los países hermanos hagan lo mismo».

Causó emoción ver al ex Director del Hospital de Clínicas, Florentino Sanguinetti, quien expresó: «Después de esa jornada, ya no fuimos los mismos. Los médicos del hospital sentimos que el atentado a la AMIA partió en dos nuestras vidas”, dijo entre lágrimas y con la voz cortada.

En medio de los aplausos y algunos “gracias” que sobresalían de la multitud que acompañó el nuevo aniversario, el ex directivo pidió reconocimiento a “numerosos médicos y empleados que todavía siguen trabajando en el Hospital de Clínicas y que recuerdan aquella jornada con mucho dolor”.

Lito Vitale y Juan Carlos Baglietto fueron quienes interpretaron la canción de Fito Paez_ «Las cosas tienen movimiento».

Por último, la que le dirigió un sentido discurso a la masiva concurrencia fue Sofía Guterman: «25 años de dolor, de rabia, de impotencia. Una lucha por memoria y justicia que ya lleva un cuarto de siglo, otro aniversario sin resultados», recalcó. «Hace 25 años iniciamos una lucha desesperada por lograr justicia sin saber que estaba condenada al fracaso», remarcó, y se preguntó por qué los acusados en Irán «están libres».  Y dejó una reflexión sobre el juicio en ausencia que acaba de tomar forma en el parlamento para ser discutido. «Cuando Francia realizó el juicio en ausencia y condenó a Alfredo Astiz, todos aplaudieron; y son los mismos que hoy se oponen a que haya un juicio en ausencia a los culpables del atentado a la AMIA. Los mueve solo la ideología política y no la búsqueda de justicia», dijo.

Entre la gran cantidad de gente se observó la presencia del Jefe de Gabinete del Gobierno, Marcos Peña, y los  ministros Rogelio Frigerio, Jorge Faurie, Nicolás Dujovne, Patricia Bullrich, Carolina Stanley y Alejandro Finocchiaro; los Secretarios Claudio Avruj, Sergio Bergman y Pablo Avelluto y distintas personalidades políticas, artísticas, intelectuales y del ámbito judicial.

A veces son otras las caras, pero el pedido es el mismo de los últimos 25 años: justicia.

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here