Refugiada siria le agradece a médicos israelíes por salvar a su hijo con defecto cardíaco

0
352

Médicos del Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén salvaron a un bebé de 18 meses con un defecto cardíaco, cuyos padres huyeron con él de la guerra civil en Siria.

La madre del bebé, identificada sólo como L., dijo al sitio Mako que ella y su esposo sabían que su hijo estaba enfermo desde edad temprana: “Parecía pequeño para su edad y muy delgado. Sentí que algo andaba mal. Parecía estar sufriendo todo el tiempo, lloraba, estaba inquieto, especialmente cuando dormía”.

Pero luego, un médico diagnosticó el problema cardíaco congénito. El bebé fue hospitalizado ocho veces en Siria y regularmente medicado. L. luego huyó a Jordania con su esposo, pero los médicos le dijeron que no había una opción quirúrgica.

A través de la organización Shevet Ajim, que lleva a niños con defectos cardíacos congénitos a centros médicos avanzados en Israel, el bebé fue atendido en el hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén, donde los médicos aseguraron que podían salvarlo.

“El primer paso fue entender con que estábamos lidiando”, aseveró el Dr. Uri Pollak, director de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de Hadassah Ein Kerem.

El equipo médico descubrió que el diagnóstico del hospital en Jordania era incorrecto y era posible realizar la cirugía. La operación fue un éxito y el pequeño pudo respirar rápidamente por su cuenta. Ahora se está recuperando en una unidad de cuidados intensivos y puede sonreír, jugar y comer.

“Cuando escuché que tendría que ir sola con mi hijo a Israel, tuve mucho miedo. Siempre escuchamos cosas malas de Israel. Pero para salvarlo, pensé que valía la pena correr el riesgo. Hoy puedo decir que no hay peligro. Nos trataron y cuidaron de nosotros, gracias a Dios. Ahora veo a mi hijo y estoy feliz: los médicos lo salvaron y agradezco a todos de todo corazón”, comentó.

 

Vía The Algemeiner / Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here