Se inauguró en el CCK «Veinticinco», la muestra fotográfica de AMIA que busca fortalecer la memoria y el reclamo de justicia

Con la presencia del Secretario de Medios Hernan Lombardi, el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, dirigentes comunitarios, familiares y sobrevivientes de las víctimas del atentado del 18 de julio de 1994 se presentó en el Centro Cultural Kirchner de la Ciudad de Buenos Aires, «Veinticinco», la muestra fotográfica de Julio Mejanovsky y curaduría de Elio Kapszuk, que presenta la AMIA y que busca fortalecer la memoria y el reclamo de justicia.

Integrada por 38 imágenes que proponen dimensionar el horror causado por el terrorismo y sus drásticas consecuencias en la vida de centenares de personas, la muestra fue realizada por AMIA con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación y el Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP).

Eichbaum fue uno de los oradores en la presentación del evento y expresó: «AMIA es una institución formidable que tiene una tarea de acción social, de sostenimiento a partes vulnerables de esta sociedad. Una institución formidable con un compromiso fehaciente y firme con la cultura, con la educación, con la protección a necesitados, con la continuidad de ese acervo cultural. Esta institución tuvo que añadir hace 25 años una instancia nueva, que tiene que ver con el reclamo de una masacre impune. Con el sostenimiento judicial de un esclarecimiento del acto de guerra que significó el atentado más grave que tuvo esta nación en su historia».

«¿Qué puntos pueden encontrar en común la tarea cotidiana que realizamos desde hace 125 años con esta nueva tarea de un cuarto de siglo? Por ahí se me ocurría pensar que el ejercicio de anti memoria es un punto de encuentro, porque antes que una producción es un testimonio. La cultura nos resignifica. La cultura es el espejo retrovisor que nos indica distintos aspectos del sentir de nuestra sociedad en cada momento, y la memoria es un compromiso que tiene que ver con la justicia también. Hay algo que todos estamos de acuerdo, en gran parte de la sociedad argentina, y es que no podemos olvidar. No puede quedar el atentado a la AMIA de ninguna manera como otra tragedia impune que se olvide en Argentina. De ninguna manera lo podemos permitir y la manera que encontramos aquí en la AMIA fue la de liderar un espacio en la cultura que tiene que ver con el arte y la memoria. Hacemos cantidad de acciones todos los años durante un cuarto de siglo. Cantidad de acciones que tiene que ver con la poesía, con la pintura, con el muralismo, con la música, con esta muestra fotográfica y la inventiva que hay que tener para poder dejar testimonio y contarle a la sociedad, y la identificación en la sociedad de aquellos que están reclamando. Es un esfuerzo muy grande. Por eso quiero especialmente agradecer al equipo de arte y comunicación de AMIA; a Elio Kapszuc, quien hizo un trabajo que no es solamente talento, es un trabajo con pasión. Tratamos de ser líderes en cada acción que hacemos en todas las acciones pero en esto de Arte y Memoria la verdad que es un hallazgo. Obviamente también va mi agradecimiento a los familiares con los que lloramos todos los años. Son protagonistas de esto y si no hubiese sido por la colaboración y con las ganas de participar y hacerse también parte de esta muestra y dar testimonio del dolor y de la indignación que provoca la situación, no hubiese sido posible hacerla. Agradecer a todo el equipo de AMIA y a Julio Mejanovsky también por su talento y por sus ganas de colaborar. Porque no es lo mismo ser un reportero gráfico que circunstancialmente está una mañana fatídica de 1994 por la zona. Transmitir este proyecto 25 años después a una tarea que no es de reportero gráfico, es otro tipo de tarea y las ganas de participar, el entusiasmo con el que se hizo y el profesionalismo y la dedicación…no tengo más que palabras de reconocimiento y agradecimiento. Por supuesto al SFMyCP y a su Secretario Hernán Lombardi por posibilitarnos esta muestra y tantas iniciativas que hemos podido desarrollar juntos para sumar de esta manera también; al Estado Nacional en esta instancia, en este compromiso de mantener viva la memoria en la sociedad argentina y en el marco de internacionalizar la causa, llevar este reclamo al mundo también. Aquí pasó una desgracia. Acá pasó una tragedia que está impune. Ese es nuestro compromiso, ese es nuestro sentimiento», afirmó el presidente de la AMIA.

Por su parte, en diálogo con Vis á Vis, Kapszuk aseveró: «Estamos en el Centro Cultural Kirchner. Es la segunda escala de la Muestra 25. La primera fue en Nueva York durante todo el mes de julio y para nosotros es muy significativo porque es la forma de poder responder de tantas otras maneras cuánto es 25 años. En este caso lo quisimos hacer desde la fotografía. La fotografía está muy vinculada a la memoria, a la foto histórica y también a la foto de registro, pero nosotros queríamos incursionar en una foto que pueda ayudar a contar o pueda disparar una historia. Creíamos que las (fotos) del atentado, después de 25 años de impunidad, no son suficientes porque te lleva al momento, al 18 de julio de 1994, 85 muertos, más de 300 heridos, pero no cuenta todos estos 25 años de impunidad, y queríamos justamente generar ese ancho de banda que pueda permitir desde un mismo artista, mismo fotógrafo que es Julio Mejanovsky, contar aquello que sucedió hace 25 años y las historias que tienen un punto en común en el atentado que reflejan con dureza los 25 años de impunidad».

A su vez, agregó: «Me parece desde el planteo nuestro que ya hay una diferencia entre la presentación acá y en Nueva York. Nosotros decidimos en el CCK plantearlo como trípticos y desarrollarlo de otra manera. En Nueva York trabajamos con una idea que era foto-atentado al lado de una foto de retrato que reflejaba 25 años después. Acá lo planteamos de otra forma, planteamos como un eje central el atentado pero en los dos costados la historia que contiene como si fuese la onda expansiva de la bomba y cada una de las fotografías, a diferencia de lo que mostramos en Nueva York, contiene el relato de cada una de las personas».

Por su parte el director de comunicación de la AMIA, Gabriel Scherman, aseguró ante Vis á Vis que «cada año, cada aniversario nos plantea a nosotros el desafío de encontrar caminos diferentes para contar aquello que sucedió, pero también como decía Elio (Kapzuc), para contar aquello que está pasando hoy porque tenemos la obligación no solo de hablarles a los que recuerdan exactamente qué estaban haciendo el 18 de julio de 1994, sino un montón de personas que eran muy chiquitas o no habían nacido en aquel momento y hoy ya también son adultos y necesitan saber exactamente qué sucedió. Lo que hicimos este año fue una búsqueda más de encontrar esos caminos, esas excusas que nos permitan contar historias y que nos permitan que la gente en general, los más jóvenes y los no tan jóvenes puedan saber qué sucedió y puedan saber cuáles son las consecuencias de la impunidad del atentado en el presente».

La muestra estará en el CCK hasta el domingo 22 de septiembre y el próximo paso de la muestra es en la embajada Argentina en París, en noviembre.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here