Descubrieron un busto de Hitler en el Senado de Francia

0
514

La revelación dejó con la boca abierta a mucha gente: desde hace 75 años, los subsuelos del Palacio de Luxemburgo, sede del Senado de Francia, conservarían numerosos objetos nazis, entre ellos un busto de Adolf Hitler, una bandera de dos metros por tres, así como piezas de mobiliario ornadas con el águila del Tercer Reich. Una investigación interna acaba de ser lanzada por la residencia de la Cámara.

«¡Es insensato! ¡Nadie conserva un busto de Hitler en el Senado de la nación!», se escandalizó Roger Karoutchi, miembro de la derecha senatorial, tras enterarse por Olivier Faye, periodista del diario Le Monde, quien realizaba la investigación.

Y, sin embargo, es la verdad. Esos objetos habrían quedado allí desde la ocupación nazi en 1944. En su relato, Le Monde recuerda que la fuerza aérea alemana se había instalado en el edificio del Senado durante esos años. La Luftwaffe y su número dos, Hugo Sperrle, precisamente.

«Al punto de plantar una huerta. Sperrle, un verdadero coloso, hizo incluso instalar en su residencia del Petit Luxembourg -próximo al Senado- muebles apropiados para su tamaño. Cuando partieron, tras la Liberación, dejaron un paisaje devastado: mobiliario tirado, sillones descuartizados, muros abatidos, fardos de paja amontonados en medio de la capilla. ¡Armaron incluso pirámides con las sillas Luis XV de madera dorada a la hoja!», recordó Faye.

La ocupación alemana explicaría la presencia de esos objetos en el subsuelo del edificio, cuya permanencia no deja, sin embargo, de asombrar a muchos especialistas. «Es sorprendente que no hayan sido destruidos [después de la Liberación]. No debe haber 36 bustos de Hitler en París. Es probable que sea el único, en realidad», dijo la historiadora Cécile Desprairies a Le Monde.

La investigación de Le Monde de la que habla toda Francia

Después de semanas de consultas y entrevistas, Olivier Faye consiguió por fin una lista de los objetos conservados en las entrañas del Palacio de Luxemburgo, enviada por la dirección de la Comunicación del Senado. Y si bien el periodista pudo visitar el búnker situado debajo del jardín del Petit Luxemburgo, donde están depositados una lámpara a gas y un aparato respiratorio de la época, no obtuvo autorización para ver por sí mismo el sitio donde se encuentra el busto de Hitler y la bandera nazi.

«Imposible verificar si la lista de objetos enviada por los servicios del Senado era exhaustiva o no», apuntó Faye, aclarando que las fotos que acompañan su artículo también fueron tomadas por los servicios del Palacio de Luxemburgo.

Hoy, en conferencia de prensa, Gérard Larcher, el presidente de la cámara alta, declaró que «ignoraba la presencia de ese busto». E informó haber solicitado «al administrador [de la institución] que profundice la investigación sobre la totalidad de esos objetos».

Larcher quiso, además, realizar «una reflexión sobre ese período».

«Parece que hubo en aquel momento gestos de patriotismo de parte de agentes que seguían en el edificio que no quisiera ocultar», agregó, refiriéndose al momento de la Liberación. El palacio de Luxemburgo fue liberado el 25 de agosto de 1944.

 

Vía La Nación

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here