Por primera vez en 14 años de gobierno, la canciller alemana Angela Merkel visitó Auschwitz

1
309

Merkel llegó hoy al antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz, en su primera visita a este símbolo del Holocausto en los 14 años que lleva al frente del gobierno.

Su visita, la primera de un canciller alemán desde 1995, coincide además con el auge el antisemitismo y la extrema derecha en Alemania y con la desaparición de los últimos sobrevivientes y testigos de los horrores de Auschwitz, lo cual dificulta la transmisión de la memoria.


A primera hora de la mañana, Merkel atravesó el portón del antiguo campo, en el que se lee aún la siniestra consigna nazi: «Arbeit macht frei» («El trabajo nos hace libres»).

La canciller estaba acompañada por el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, por un sobreviviente de Auschwitz, Stanislaw Bartnikowski, de 87 años, y por representantes de la comunidad judía.
En el día de ayer, Merkel anunció la concesión de 60 millones de euros a la Fundación Auschwitz-Birkenau para el mantenimiento del sitio donde fueron asesinados más de 1.1 millones de personas entre 1940 y 1945. La mayoría murió al poco tiempo de llegar al campo de concentración y extermino nazi, situado en la actual Polonia.
La visita de la canciller, que nació nueve años después de la Segunda Guerra Mundial, tiene lugar poco antes de la conmemoración del 75º aniversario de la liberación de Auschwitz por el Ejército Rojo ruso, el 27 de enero de 1945.

Desde que asumió el cargo en 2005, Merkel ha visitado otros campos de concentración y exterminio nazis, incluidos Dachau y Buchenwald en Alemania. También visitó Yad Vashem, el museo del Holocausto en Jerusalem, cinco veces.
Asimismo, en el 2008, Merkel fue la primera jefa de un gobierno alemán que pronunció un discurso en la Knesset. En ese entonces, recordó «la verguenza» que mancha a los alemanes.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia calificó la visita de Merkel de «histórica», con un claro reconocimiento del estatus único de Auschwitz en la memoria colectiva del mundo.

Antes que Merkel, sus predecesores en el cargo Helmut Schmidt, en 1977, y Helmut Kohl, en 1989 y 1995, habían visitado Auschwitz.

En Alemania, el recuerdo del Holocausto está en el centro de la reconstrucción de su identidad de posguerra, pero las autoridades están preocupadas por el aumento de actos antisemitas.
Ayer, Merkel reiteró que la «lucha contra el antisemitismo y contra toda forma de odio» es una de las prioridades de su gobierno.
También insistió en la «determinación» de las autoridades para que la comunidad judía, en pleno crecimiento, se desarrolle plenamente en Alemania.
En octubre, un atentado fallido contra una sinagoga de Halle conmocionó al país. El autor, que mató a dos personas al azar, es un joven seguidor de las tesis negacionistas del Holocausto, y señaló que su motivación fue puramente antisemita.

Ynet en Español

1 COMENTARIO

  1. No se porque se dice que el Ejercito Rojo liberó Auschwitz, eso no fue asi, simplemente lo encontaron en su camino, en su ofensiva contra Alemania. Estaba abandonado por sus guardias SS. No es lo mismo liberar que encontrar.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here