El Coronavirus y los emisarios de Jabad en China: «No podemos irnos»

Aunque podrían abandonar el país, los emisarios de Jabad decidieron quedarse y apoyar a la comunidad judía local y a sus vecinos. Las escuelas y parques están cerrados, y las calles vacías.

El rabino Mordejai Avtzan, emisario del centro de Jabad en Chine, señaló que «uno siente el pánico de manera más tangible».
«Lo único que podemos hacer es usar máscaras, y ya no es posible conseguirlas aquí, un vecino chino vino y me rogó que necesitaba 200 barbijos, así que lo ayudamos».
«Aquí hay un pánico muy notorio», remarcó el rabino Israel Lieberman, quien es padre de cuatro hijos y vive en la ciudad de Kowloon, al norte de Hong Kong.

El rabino Avtzan relató que muchas familias israelíes han decidido irse de Hong Kong: «Las escuelas están cerradas, y nadie sabe hasta cuándo, los parques también están cerrados».
«Hay familias con circunstancias específicas de muchos niños pequeños, por ejemplo, que realmente están encadenados adentro, ¿qué harán en un departamento de 100 metros?», declaró.

 

Los rabinos Lieberman y Avtzan, junto al rabino Frondlich, no abandonan la ciudad, y continúan apoyando a la comunidad judía: «Pasamos la mayor parte de nuestro tiempo en casa con los niños, y por momentos salimos en busca de productos de higiene», precisó Lieberman. «En este momento, hay muchos más judíos aquí que nos necesitan, así que esperamos y rezamos para que todo salga bien y no tengamos que regresar a Israel», agregó.

El rabino Avtzen enfatiza en que no pueden darse el lujo de irse: «Jabad es una organización que es la base de la vida judía en China, si nos vamos y comenzamos a sembrar pánico en la comunidad, solo aumentará».
«Estamos ocupados asistiendo, algunas personas vinieron por nosotros hoy y ayer, pidiendo comida caliente», declararon, «cada persona que uno ayuda, también ayuda a su familia, que sabe que tienen un lugar a dónde ir».

Ynet en Español

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here