Japón niega el pedido de Israel de permitir la salida de los 15 israelíes del crucero en cuarentena por el coronavirus

0
200

El gobierno de Japón se negó a permitir la salida de los ciudadanos israelíes dentro del crucero Diamond Princess, en cuarentena en una costa nipona desde hace una semana por un brote de coronavirus tipo COVID-19.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel, encabezado por Yisrael Katz, había solicitado a Japón la posibilidad de permitir la salida de los israelíes, que suman 15. Ninguno de ellos afectado hasta el momento.

Luego de que este jueves 44 nuevos casos de contagio fueron confirmados, la cifra de pasajeros del Diamond Princess afectados por el coronavirus ha ascendido a 218, de más de 700 personas que han sido analizadas. Un total de 3,600 personas iban a bordo cuando la embarcación fue puesta en cuarentena.

Sin embargo, el viceembajador de Japón en Israel, Kazuhiko Nakamura, dijo a la Radio del Ejército que los ciudadanos israelíes no podrían salir de la embarcación sino hasta que termine la cuarentena, informó el sitio The Times of Israel.

Posteriormente, en una entrevista este jueves con la misma estación de radio, Katz dijo entender la consideración del gobierno japonés para impedir la salida de los ciudadanos israelíes.

“El deseo de Japón para asegurar la prevención [de la propagación] de la infección es compartida por Israel”, dijo Katz, dejando en claro que no está aún seguro que decidirán las autoridades japonesas cuando la cuarentena llegue a su fin el día de mañana viernes.

“Nadie garantiza que después de que termine el período de aislamiento, los israelíes en el barco podrán regresar a casa”, precisó.

Más tarde el jueves, Katz realizó una evaluación de situaciones en el Ministerio de Asuntos Exteriores al que también asistió el ministro de Salud, Yaakov Litzman. Los representantes regionales de la embajada de Israel en China se sintonizaron a través de una videoconferencia y dieron actualizaciones sobre la situación en el país.

Litzman anunció el envío a Japón del subdirector del Ministerio de Salud, Itamar Grotto, para ayudar a los israelíes que aún están en la embarcación.

“El objetivo es observar más de cerca la salud de los israelíes en el barco y garantizar que puedan regresar a casa de manera segura y rápida mientras mantienen la salud pública en Israel”, dijo Litzman.

Israel ha tomado múltiples medidas en materia sanitaria y migratoria, como la prohibición de acceso al país de cualquier viajero con historial de visita en China en los últimos 14 días, en vista de lo que considera una inevitable llegada del COVID-19 a su territorio en cualquier momento.

Hasta el momento, la cifra de contagios por el COVID-19 supera los 59,000, y el número de decesos por el padecimiento ha superado los 1,300, en tanto que las personas que han superado la enfermedad son ya más de 6,000.

La mayoría de los casos de contagio se concentran en China, especialmente, en la provincia de Hubei, además de registrarse infecciones en más de una veintena de países.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here