Alemania rechaza la ley propuesta para naturalizar a los descendientes de judíos que huyeron de los nazis

Los principales partidos de Alemania rechazaron una nueva ley propuesta que facilita el regreso de los descendientes de quienes huyeron de los nazis, alegando que dos decretos emitidos el verano pasado eran suficientes.

El verano pasado, Alemania anunció en dos decretos legales que facilitaría la naturalización para los judíos alemanes que huyeron del régimen nazi debido a la persecución, y para sus descendientes. La medida siguió a una campaña de muchos a quienes se rechazaron sus solicitudes a pesar de las garantías constitucionales.

El artículo 116 de la constitución alemana establece que “los antiguos ciudadanos alemanes que, entre el 30 de enero de 1933 y el 8 de mayo de 1945, fueron privados de su ciudadanía por motivos políticos, raciales o religiosos y sus descendientes, previa solicitud, recuperarán su ciudadanía“.

Sin embargo, en 2017 y 2018, de casi 10,000 solicitudes presentadas en virtud del Artículo 116, solo 3,900 fueron aprobadas. Si bien los decretos relajaron las condiciones necesarias para la ciudadanía, las organizaciones afirman que el gobierno alemán debe hacer más para permitir que más personas recuperen su ciudadanía.

El 30 de enero, “la reparación en la ley de nacionalidad alemana” estaba en la agenda del parlamento alemán.

El impulso para una nueva ley fue presentado por el Grupo de Exclusiones del Artículo 116, que representa a más de 100 personas, en su mayoría de ascendencia judía, a quienes se les han rechazado las solicitudes o se les ha dicho que no son elegibles para presentar una solicitud.

Pero la Unión Demócrata Cristiana de centro derecha y la Unión Social Cristiana (CDU + CSU), y el Partido Socialdemócrata de centro izquierda (SPD) bloquearon la ley, insistiendo en que los decretos eran suficientes.

“Creemos que una regulación legal en lugar del status quo no produciría una mejora, sino más bien una demora y quizás incluso un agravamiento [de la situación]”, argumentó Michael Kuffer, de la CSU, en el debate.

“A este respecto, somos de la opinión de que no hay necesidad de una nueva ley”, agregó.

De acuerdo con el Grupo de Exclusiones del Artículo 116, aunque los nuevos decretos parecen facilitar el proceso de naturalización, los solicitantes aún enfrentan muchas dificultades, incluida la demostración de conocimiento del alemán y del orden legal y social del país y las condiciones de vida en una entrevista personal.

Mientras las solicitudes continúan siendo rechazadas, el Grupo de Exclusiones del Artículo 116 continúa luchando para garantizar que los judíos alemanes que huyeron del régimen nazi y el derecho de sus descendientes a la ciudadanía alemana, sin excepción, se conviertan en ley.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here