Ya tiene fecha el inicio del juicio a Netanyahu: 17 de marzo

El juicio por corrupción del primer ministro Benjamín Netanyahu comenzará el 17 de marzo a las 3 de la tarde, anunció el martes el Ministerio de Justicia.
La semana anterior, el Tribunal de Distrito de Jerusalem había anunciado el panel de tres jueces que estarán cargo de los procesos judiciales, los cuales estarán encabezados por Rivkah Friedman-Feldman, junto con los jueces Moshe Bar-Am y Oded Shaham.

Friedman-Feldman estuvo en el panel que condenó al ex primer ministro Ehud Olmert en el juicio por el caso Talansky.
El 28 de enero, el fiscal general Avichai Mandelblit presentó las acusaciones contra Netanyahu en el Tribunal de Distrito de Jerusalem por tres cargos diferentes de corrupción.
El anuncio de hoy se llevó a cabo mientras el primer ministro israelí, de 70 años, se encuentra en plena campaña electoral de cara a las elecciones del 2 de marzo, las terceras en menos de un año en Israel.
Esta es la primera vez, en los 71 años de historia de Israel, que un primer ministro en funciones es acusado. Olmert renunció antes de que los cargos, que finalmente condujeron a una sentencia de prisión, pudieran presentarse contra él.

La ley israelí prevé que todo ministro que se encuentre sujeto a un juicio penal debe renunciar a su cargo, pero esta medida no se aplica al primer ministro. Pero, si bien puede permanecer en el cargo, Netanyahu no goza de ninguna inmunidad ante la Justicia.
A principios de enero, Netanyahu había solicitado a la Knesset que le brinde inmunidad tras las próximas elecciones legislativas de marzo, anticipándose a una eventual victoria para obtener la mayoría y de esta manera protegerse de la Justicia.
Sin embargo, los partidos opositores convencieron a la mayoría de los diputados de examinar su solicitud de inmunidad antes de las elecciones. Ante el rechazo anticipado de su demanda, Netanyahu retiró su pedido a fines de enero.

Las acusaciones se relacionan con tres investigaciones separadas, conocidas como Casos 1000, 2000 y 4000 (el Caso 3000, relacionado con la compra de submarinos alemanes por la Armada israelí, no condujo a cargos contra el primer ministro).
Los cargos más graves están relacionados con el Caso 4000 e incluyen soborno, fraude y abuso de confianza. Netanyahu está acusado de aprobar regulaciones que otorgaron al magnate de las telecomunicaciones Shaul Elovitch beneficios por un valor mayor a los US$ 250 millones para su empresa Bezeq, la mayor compañía israelí de telecomunicaciones. A cambio, el sitio de noticias de Bezeq, Walla, habría publicado artículos favorables a Netanyahu y su familia. Shaul Elovitch y su esposa Iris también han sido acusados ​​de soborno.

Ynet en Español

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here