El gobierno búlgaro prohibió una marcha neonazi en su capital

{"total_effects_actions":0,"total_draw_time":0,"layers_used":0,"effects_tried":0,"total_draw_actions":0,"total_editor_actions":{"border":0,"frame":0,"mask":0,"lensflare":0,"clipart":0,"text":0,"square_fit":0,"shape_mask":0,"callout":0},"effects_applied":0,"uid":"F0C117BA-C721-4394-8A4A-45A6781AD048_1518887072578","entry_point":"create_flow_fte","photos_added":0,"total_effects_time":0,"tools_used":{"tilt_shift":0,"resize":1,"adjust":0,"curves":0,"motion":0,"perspective":0,"clone":0,"crop":0,"enhance":0,"selection":0,"free_crop":0,"flip_rotate":0,"shape_crop":0,"stretch":0},"width":1040,"origin":"gallery","height":693,"subsource":"done_button","total_editor_time":16,"brushes_used":0}

Las organizaciones judías elogiaron al gobierno búlgaro por evitar una marcha anual neonazi en la capital del país, Sofía, el fin de semana pasado.

La marcha anual a la luz de las antorchas de Lukov lleva el nombre del general búlgaro Hristo Lukov, fundador del movimiento pro-nazi de la Unión de Legiones Nacionales de Bulgaria, que apoyó la deportación a Treblinka de más de 11,000 judíos de territorios controlados por Bulgaria en Macedonia, norte de Grecia y el este de Serbia.

Lukov fue responsable de una ley búlgara, basada en las Leyes de Nuremberg de 1935 en Alemania, que despojó a los judíos de sus derechos civiles. Fue asesinado en 1943 por partisanos comunistas.

La manifestación de Lukov atrae a miles de neonazis y extremistas de derecha.

El Tribunal Administrativo Supremo de Bulgaria prohibió la marcha, dictaminando que los manifestantes de extrema derecha solo podían poner coronas en la casa de Lukov, informó Jewish Press.

“La decisión judicial, así como la cooperación de altos funcionarios del gobierno búlgaro, es una victoria para la comunidad judía búlgara“, dijo el presidente de B’nai B’rith International Charles O. Kaufman y el CEO Daniel S. Mariaschin en un comunicado el martes.

La Coalición Nacional de Apoyo a los Judíos de Eurasia dijo: “Estamos agradecidos con el gobierno búlgaro … y los otros funcionarios del gobierno municipal y nacional que trabajaron incansablemente para poner fin a esta muestra anual de odio y antisemitismo“.

El presidente de NCSEJ, Daniel Rubin, agregó: “Esta decisión del gobierno envía un fuerte mensaje a todas las voces del extremismo de que el odio y el antisemitismo no serán tolerados en Bulgaria“.

Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here