Salvador Auday, Director de Sepelios de AMIA: «No existe ninguna ley ni protocolo que obligue a que una persona fallecida por coronavirus sea cremada»

cementerio de la Tablada
cementerio de La Tablada

La pandemia genera difíciles situaciones por las que tiene que atravesar la sociedad en general y cada una de las familias en particular. Fundamentalmente aquellas que pierden un ser querido. Existe un mito de que aquellos fallecidos, enfermos de Coronavirus, deben ser cremados. Es por eso que Vis á Vis dialogó con el Director de Sepelios de AMIA, el Sr Salvador Auday, quien explicó que «no existe ninguna normativa que indique la cremación de una persona. El único protocolo vigente es el del Ministerio de Salud de la República Argentina que contempla la posibilidad de la inhumación (sepultura), la cremación es una de las opciones posibles pero no obligatoria».

En relación a la ley judía, destacó que «como es sabido el ser humano tiene un componente físico (el cuerpo) y un componente espiritual (el alma). Dios creó cada cuerpo de una forma especial y particular absolutamente cuidada y calculada para albergar al alma que no es otra cosa que una chispa divina dentro de nosotros, es por eso que no existen dos cuerpos iguales. Así como el alma es de origen divino también el cuerpo lo es, no teniendo nosotros otra potestad sobre el mismo más que cuidarlo, y mucho, como nos lo indica la Torá. El cuerpo por ser el envase del alma tiene una santidad suprema la cual trasciende incluso luego de la muerte, quedando una sociedad eterna entre el alma que se fue y el cuerpo que la albergó.

Por estos, y otros muchos motivos más profundos, es que es tan importante la sepultura judía (kever Israel) puesto que para que el alma de la persona fallecida siga su camino y encuentre descanso debe recibir sepultura judía, eso quiere decir que debe ser sepultada en un cementerio judío con los rituales correspondientes.

La cremación es una práctica absolutamente prohibida por el judaísmo y no existe ningún atenuante ni justificación que la permita en ningún caso, la cremación es un daño irreparable no solo para el cuerpo en sí (del cual no somos dueños puesto que es de origen divino como explicamos antes) sino para el alma impidiendo su descanso eterno.

Durante miles de años los judíos hemos peregrinado por el mundo reuniéndonos en comunidad y siempre lo primero que han hecho cada una de esas comunidades fue buscar un lugar donde sepultar a sus seres queridos, esta ha sido la piedra fundamental de la mayoría de las comunidades alrededor del globo y es nuestra misión continuar en ese camino».

 

2 COMENTARIOS

  1. Me molesta la mentira.
    Existe el protocolo, que no lo quieran llevar a cabo por una cuestión religiosa es otro tema.
    Trabajo en una empresa fúnebre , en CABA , la municipalidad, policía mortuoria y el registro civil
    Crearon especialmente un protocolo.
    Que estudie un poco.
    Anexo1 if2020 10592933-gcaba-dgevyc.
    Está publicado en el boletín oficial.
    Se trata de evitar el contagio, de todo el personal involucrado, ambulancia de traslado, etc
    Si bien se refiere al cuidado de los cementerios oficiales, también para extraña juridicion, nuestros cementerios Liniers, tablada y Berazategui.
    El motivo por el cual me desvincularon de AMIA, en servicios comunitarios fue la falta de cuidado del personal.
    Me desempeñe por casi 5 años, en Loyola turno noche, único empleado.
    Bien como y quien asume la responsabilidad por el baño ritual , tahara.?
    Es penal si se contagia, quien ordena retirar? La empresa de traslado es tercerizada.
    Triste, no cambian.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here