«Bailando contra el coronavirus»: el personal de salud israelí mantiene la alegría a la hora de hacer los test

Baile contra el coronavirus
Baile contra el coronavirus

Personal médico del servicio de emergencias Maguen David Adom, encargado de realizar pruebas para coronavirus, se dio un respiro frente a la pandemia y sacó sus mejores pasos para un breve momento de alegría en el medio de los testeos.

En un video circulado el fin de semana en Israel, tres paramédicos, dos de ellos en equipo de protección contra infecciones, entretienen en una estación de prueba para coronavirus con un exótico baile a los tripulantes de un automóvil, que estalla en risas y halagos al personal.

En otro video circulado este martes, según informó la cadena pública israelí Kan, estudiantes de medicina que sirven como voluntarios en una estación de pruebas desde el automóvil en la localidad de Tamra, al norte de Israel, bailan al «son» de un ritmo árabe.

La estación de Tamra es la segunda en abrir en una zona árabe. La anterior había sido en la localidad de Arara.

Las primeras estaciones de prueba de coronavirus desde el automóvil en Israel abrieron al público el pasado 21 de marzo en la ciudad de Tel Aviv, extendiéndose desde entonces a otras localidades a lo largo del país, en un esfuerzo para incrementar el número de pruebas para detectar a contagiados por COVID-19.

Para solicitar una prueba PCR en una de estas instalaciones, las personas deben de comunicarse con Maguen David Adom, que envía todas las solicitudes a un médico para su aprobación.

Después de recibir la aprobación para una prueba, la persona recibe una cita y necesita completar formularios médicos enviados por mensaje de texto. Luego, la persona recibe un código QR en su teléfono y debe acudir a la instalación en un vehículo privado con las ventanas cerradas a la hora programada para la prueba. A su llegada, presentan su código QR a través de la ventana cerrada del automóvil en una primera carpa, luego proceden a una segunda carpa, donde abren su ventana.

Un médico de Maguen David Adom, con equipo de protección completo contra infecciones, toma una muestra de la boca de la persona y luego la transfiere a un recipiente refrigerado antes de enviarlo a un laboratorio.

Posteriormente, el conductor cierra las ventanas del auto y regresa a casa a esperar los resultados de la prueba. Maguen David Adom insta a que nadie salga de su vehículo o abra sus ventanas, a menos que lo indique uno de los médicos de la instalación.

 

Vía Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here