El gobierno Israelí considera la vuelta a la «normalidad» para el mes de setiembre

colegios-Israel-coronavirus
colegios-Israel-coronavirus

En las primeras horas del viernes Israel finalizó el bloqueo de las ciudades durante la celebración de Pésaj e inició un lento camino para reestablecer su rutina. Autoridades estiman que el país no volverá a la normalidad hasta septiembre. Debate en el gobierno por el regreso de la actividad educativa.

Este viernes finalizó la cuarentena que bloqueó los accesos a las ciudades de Israel con el objetivo de evitar grandes reuniones durante Pésaj. Y se presume que éste fue el pico de las restricciones de la crisis del coronavirus, pero el camino para que el país vuelva a la normalidad será lento y gradual.

Al comienzo de la semana, junto con el anuncio del cierre general, el primer ministro Benjamín Netanyahu informó que después de la celebración de Pésaj se comenzaría a “liberar” la economía del país. Ese momento llegó, pero se estima que al menos hasta septiembre no se reestablecerá completamente la rutina.
La estrategia de salida israelí combinará decisiones que permitan a sus ciudadanos retomar sus trabajos, junto con medidas de precaución para evitar brotes del virus. Así, por ejemplo, en una primera fase de la recuperación los centros comerciales permanecerán cerrados, y probablemente cuando puedan abrir sus puertas lo harán sin sus locales gastronómicos.

Así, cafeterías y restaurantes también continuarán vedados para evitar aglomeraciones de gente, y los pequeños comercios podrán retomar sus actividades pero con restricciones. Los peluqueros, por ejemplo, quienes trabajan a muy poca distancia de sus clientes, deberán utilizar máscaras de protección especiales que reduzcan el riesgo de contagio.

Funcionarios estiman que el período de normalización comercial, así como los eventos multitudinarios y las rutas aéreas del país, no podrán retomar su rutina al menos hasta septiembre.
Respecto al ciclo lectivo, el Ministerio de Educación anunció que unos 50.000 alumnos de escuelas especiales serán los primeros en retomar la actividad, posiblemente a mediados de abril cuando finalice Pésaj. Este primer regreso a las aulas se dividirá en dos turnos y se ejecutará en pequeños grupos.

Entre las autoridades todavía se debate cuál sería el próximo paso para recuperar la actividad educativa. Una postura es que primero reabran los jardines de infantes para que los padres puedan retomar sus empleos sin mayores trastornos, y otros apuntan al regreso de los estudios secundarios para que los jóvenes del país puedan rendir los exámenes finales y obtengan los certificados que les permitan acceder a la educación superior israelí.

Más allá de los planes, tras la cuarentena por Pésaj en lo inmediato Israel se rige prácticamente con las mismas pautas de salud que antes: el transporte público funciona a un 25% de su capacidad, los trenes no funcionan, están prohibidas las reuniones de más de dos personas, la distancia mínima entre ellas debe ser de dos metros, los funerales tienen un tope establecido de 20 asistentes y los actos de circuncisión pueden reunir hasta 10 ciudadanos.
Inclusive, más allá del inicio de esta etapa de lenta recuperación, existen disposiciones para incrementar los cuidados de salud: a partir del domingo, para los israelíes que transiten por espacios públicos será obligatorio el uso de máscaras que cubran sus bocas y narices.

Ynet en Español

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here