Oración mundial de líderes religiosos que se unieron en Israel para rezar por el fin de la pandemia

Gran Rabino David Lau- Islam- Cristianismo- Drusos
Gran Rabino David Lau- Islam- Cristianismo- Drusos

Gran Rabino Ashkenazi del estado de Israel, David Lau, junto a los líderes del cristianismo, islamismo y druso se unieron esta mañana en un rezo conjunto para pedir por el fin de la pandemia que está azotando a toda la humanidad. Ya hay casi 3 millones de contagiados y está acercándose a los 200 mil muertos por covid-19. Se denominó oración especial para el fin del corona.

Entre los presentes se encontraban además de Lau el rabino jefe sefardí Yitzhak Yosef; el Patriarca Ortodoxo Griego de Jerusalem Theophilos III; el administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalem, Arzobispo Pierbattista Pizzaballa; el jefe de la Organización de Imanes del Sur de Israel, Imán Sheikh Jamal el Ubra, el Imán Sheikh Agel Al-Atrash y el líder espiritual druso Sheikh Mowafaq Tarif.

Los dirigentes religiosos también se pronunciaron contra la xenofobia y el racismo que, según dijeron, la pandemia del coronavirus había exacerbado.

Después de la recitación conjunta de la oración, Lau comentó que la Biblia se refiere a Jerusalem como una casa de oración para todos los pueblos.

“La enfermedad no distingue entre judíos y no judíos, hombres o mujeres, así que vinimos a estar juntos y en diferentes idiomas pero con un solo corazón [ante] Dios para pedir que la epidemia se detenga, que los enfermos se recuperen, que los sanos no se enfermen y que la alegría regrese a nuestro mundo”, dijo Lau.

Yosef declaró que “Todo es de Dios” y que “Todo lo que Dios hace es para bien”, añadiendo que la pandemia requería que la humanidad “se despertara y fortaleciera en nuestra relación entre el hombre y su prójimo y entre el hombre y Dios, y rezara a Dios para detener esta enfermedad”.

Pizzaballa también señaló la descripción de la Biblia de Jerusalem como una casa de oración para todos los pueblos, y dijo que por lo tanto era importante “que nosotros aquí en Jerusalem oremos juntos por todo el pueblo, señalando que la pandemia “no conoce fronteras de raza, religión o fronteras políticas”.

Continuó Pizzaballa “Pero esta situación ha permitido que algo muy importante, para los judíos, musulmanes y cristianos, digan juntos la misma oración, y espero que esto continúe después de la coronavirus [epidemia] porque necesitamos aquí en Jerusalén rezar juntos por todos los pueblos del mundo”.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here