Ariel Eichbaum: «Siento mucho orgullo por AMIA»

Ariel Eichbaum - presidente de AMIA
Ariel Eichbaum- Ariel Eichbaum - presidente de AMIA

Vis á Vis dialogó con el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, quien brindó su visión sobre la labor de la institución central de la comunidad judía ante la pandemia. También se refirió al trabajo en red, la cooperación y el liderazgo en esta particular situación por la que atraviesa la Argentina y el mundo. Además, se expresó sobre como creció la demanda social de manera exponencial y reveló que hoy la AMIA ayuda a más de 2.000 familias en alimentos y salud.

  • Tu gestión está comprendida por las acciones sorpresivas. Pasaste de vicepresidente a presidente y ahora te toca liderar la AMIA en un marco inédito a nivel mundial. ¿Cómo manejás esta situación?

Con el sentido de responsabilidad y compromiso que me acompañan desde que decidí involucrarme como dirigente comunitario. Siento mucho orgullo por AMIA. Muy pocas organizaciones de la Argentina cuentan con más de 125 años de trayectoria y tienen un equipo profesional tan eficiente y preparado. A nivel personal e institucional, los momentos tan complejos que estamos viviendo nos demuestran las fortalezas y la capacidad de adaptarnos a los cambios con los que contamos. AMIA es una organización muy sólida y me honra el hecho de ser su presidente. De mi parte, me propongo a diario, con el apoyo de quienes me acompañan en la Comisión Directiva y del equipo de directores, gestionar y liderar de manera eficaz y proactiva para dar cumplimiento a la misión altruista que tenemos, que consiste en ayudar al prójimo y fortalecer a la comunidad.

  • ¿Cómo está trabajando operativamente la AMIA en el marco de la pandemia?

De manera muy coordinada y con el foco puesto en dar respuesta a las necesidades prioritarias. El trabajo que estamos realizando responde a una estrategia de asistencia integral. Estamos contemplando todos los planos, comenzando por dar solución a las urgencias que presentan las personas que son más vulnerables al impacto de la pandemia: los niños y los adultos mayores. El Servicio Social de AMIA está atendiendo en forma permanente a personas, cuyas dificultades preexistentes se han profundizado a causa de la pandemia. Para paliar esta situación, diariamente se preparan y envían a los domicilios de los beneficiarios que habitualmente concurren a nuestra sede de Uriburu 650, más de 200 viandas de alimentos y medicamentos, a través de un sistema de distribución planificado especialmente para esta emergencia. También se ha incrementado la línea de subsidios económicos para esta población. Todas las áreas de AMIA se han reconvertido en este tiempo y cada una de ellas -Empleo, Cultura, Educación, Juventud, Sepelios comunitarios, Vaad Hakehilot, etc-, están dando respuestas a las demandas que reciben sus sectores y trabajando muy intensamente

  • ¿Cómo fue la convocatoria de voluntarios? ¿Cuántos hay y cómo trabajan?

El área de Voluntariado implementó diferentes programas tendientes a acompañar y asistir a personas mayores con llamados que se realizan de manera permanente, no solo para contener emocionalmente sino para hacer seguimiento de cómo se están resolviendo sus necesidades. También, dentro del área de Adultos Mayores, voluntarios están acompañando a sus pares con llamados para prestar ayuda y resolver cuestiones cotidianas que ahora se volvieron complejas. Entre otros proyectos, un grupo de voluntarias se está dedicando a grabar cuentos infantiles para compartir en familia. Por otro lado, AMIA Joven está participando de la iniciativa “Acción comunitaria de jóvenes”, a través de la cual los voluntarios enseñan a la gente mayor a usar diferentes aplicaciones web y herramientas tecnológicas. Toda la asistencia que prestan los voluntarios recibe el asesoramiento del área de Programas Sociales de la institución. La tarea que están realizando los voluntarios de AMIA es loable. Están dedicando tiempo y saberes de manera solidaria y poniendo en acción valores esenciales que nos enorgullecen y que resultan fundamentales para atravesar mejor estos momentos de crisis.

  • ¿Cuánta gente se comunicó con la AMIA y a cuánta ayudó la institución?

La demanda social creció de manera exponencial. El equipo profesional de trabajadores sociales informa sobre un incremento diario que ya multiplica por seis los pedidos que se reciben en tiempos normales. Actualmente, más de 2.000 familias están recibiendo ayuda en alimentos y salud por parte de AMIA. Por otra parte, todas las áreas programáticas de AMIA transformaron su actividad bajo el paraguas de #AMIAenCasa, y están ofreciendo a la comunidad y a la sociedad en general, decenas de propuestas todos los días para ayudar de distinta manera en estos tiempos tan difíciles. Por mencionar solo unos ejemplos, los cursos on line de AMIA Cultura ya superaron los 5.000 inscriptos.  Las propuestas de capacitación del Servicio de Empleo, que se ofrecen a través de plataformas virtuales, recibieron más de 2.000 aplicaciones nuevas. AMIA Joven migró todos sus talleres y actividades a espacios digitales y ya hay más de 1.500 jóvenes participando. En una experiencia inédita, más de 70 comunidades del interior del país están comunicadas y aprovechando en forma conjunta las propuestas que ofrece vía Zoom el Vaad Hakehilot. Estamos recibiendo decenas de mensajes de agradecimiento, que nos dicen que AMIA los está acompañando, que se sienten que no están solos. Nuestros canales de comunicación, nuestras redes sociales están llevando a cada hogar propuestas de interés de manera continua.

  • ¿Cómo se están manejando las instituciones comunitarias y qué cosas creés que hay que mejorar?

Desde el primero momento creamos un Comité de Crisis integrado por AMIA, la Fundación Tzedaká, el Hogar Ledor Vador y la Fundación Jabad, instituciones comunitarias de reconocida trayectoria que concentran el mayor porcentaje de beneficiarios de la comunidad que reciben este tipo de prestaciones. Estamos trabajando en red, en contacto permanente con los directivos y profesionales de las organizaciones para el intercambio de información, el análisis compartido y la generación de respuestas y soluciones que brindamos en conjunto. La demanda de ayuda por parte de las familias que ya venías recibiendo asistencia y de nuevos miembros de la comunidad que vieron caer en forma drástica sus ingresos, se está multiplicando en forma exponencial y el compromiso de trabajo mancomunado entre las organizaciones es muy loable. Sabemos que la crisis económica y social se irá profundizando y sin dudas tendremos que seguir reforzando estas iniciativas para llegar a todas las personas que lo estén necesitando.

  • ¿Cuáles son las acciones principales que viene realizando, teniendo en cuenta la situación de crisis que vive la sociedad en general y la comunidad en particular?

Sobre las acciones de asistencia directa en cuanto a garantizar la demanda en alimentación y medicamentos, ya me referí anteriormente. Estamos muy enfocados en atender las necesidades de las personas más vulnerables. Para los adultos mayores, se sigue con el funcionamiento de las actividades. Logramos mantener la oferta de actividades de todos los talleres bajo esta modalidad virtual. Se diseñaron materiales gráficos (cuadernillos de actividades de estimulación) y audiovisuales (tutoriales de talleres, videos, consignas, etc.), que se comparten diariamente a través de Facebook y WhatsApp. En cuanto al área de Infancia, los 70 niños y adolescentes que forman parte de la Orquesta Infantil, pertenecientes a familias que habitan en zonas muy desfavorecidas, están recibiendo un acompañamiento personalizado por parte de los profesores y, de acuerdo con las posibilidades de cada uno, continúan con las prácticas y el aprendizaje de instrumentos desde sus hogares. Seguimos brindando apoyo escolar y llevando actividades comprendidas dentro del programa de tutoría “Aprendiendo en casa Hippy”, sólo por mencionar algunos ejemplos.

  • Son parte también de acciones colectivas con la participación en Seamos Uno. ¿En qué consiste y de qué manera participa la AMIA? ¿Cómo trabajan con los gobiernos (nacional, provincial, municipal)?

Seamos Uno es una iniciativa conformada por entidades de diferentes cultos, grandes y pequeñas empresas, emprendedores y ONGs; en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires. Participamos AMIA, el CIAS, CARITAS, Banco de Alimentos, ACIERA, Compañía de Jesús, y el Consejo de Pastores de CABA. Es un enorme trabajo en conjunto de todos a quienes nombré que a, su vez, convocamos a asociaciones, uniones y cámaras de empresas como IDEA, ACDE, AMCHAM, CEDOL y ABA. El objetivo es cubrir las necesidades alimenticias y de higiene para 4 millones de personas con el armado de 1 millón de cajas. A través de las donaciones que la gente hace a través del sitio web (seamosuno.com.ar), en las primeras tres semanas desde su lanzamiento (25 de marzo), a hoy se entregaron 9.797.800 raciones de comida y 175.000 familias recibieron las cajas. Todos los involucrados aportan cada uno desde su expertise. El trabajo comprende tareas de armado de las cajas, logística, distribución, todas tareas que se realizan sobre la base de información de los lugares donde más se necesita que llegue la ayuda. Tanto el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires como el de la Ciudad a través de sus ministerios de Acción social son los encargados de articular la iniciativa.

  • ¿Qué significa el fondo extraordinario de ayuda COVID-19 junto a otras instituciones?

Como decía anteriormente, las organizaciones sociales de la comunidad venimos trabajando desde el primero momento en forma coordinada y permanente. En ese marco, para continuar fortaleciendo las líneas de ayuda frente a la crisis generada por la pandemia, AMIA, en forma conjunta con la Fundación Tzedaká y la Fundación de Acción Social de Jabad, y gracias a un Fondo de Ayuda Extraordinaria dispuesto por el Hogar LeDor VaDor, convoca a todas las personas mayores de 85 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que no son beneficiarios de las organizaciones sociales, para ayudarlos a cubrir las necesidades de salud, alimentos y/o vivienda. Es importante aprovechar también este espacio para brindar los datos de contacto. Las personas interesadas en solicitar esta ayuda o recibir mayor información, pueden comunicarse por mail a [email protected] o llamando al 4959 8817.

  • ¿Cómo se resuelve la situación de los colegios teniendo en cuenta que, al no haber clases, se dificulta el cobro de la matrícula y la cuota mensual?

Todas las instituciones de la Red Escolar Judía están atravesando en mayor o menor medida una situación muy delicada que estamos monitoreando en forma constante. Conversamos diariamente con las autoridades de FEJA (Federación de Escuelas Judías Argentinas) y venimos trabajando de manera conjunta para el diseño de las mejores respuestas para un contexto que realmente plantea un gran desafío. En las próximas semanas estaremos lanzando una importante campaña de recaudación a nivel nacional e internacional, con el objetivo de fortalecer la ayuda económica para la sostenibilidad de las escuelas. Esperamos también contar con un apoyo del Estado de Israel en ese mismo sentido. Cabe mencionar, además, que desde el Vaad Hajinuj se está acompañando en forma permanente a los directores y docentes, con materiales y recursos pedagógicos online, para apuntalar la gran tarea que vienen desarrollando al continuar brindando las clases en forma virtual.

  • ¿Qué respuestas tuviste de la convocatoria a los ex presidentes?

Las respuestas que se necesitan en estos momentos tienen que estar basadas en la cooperación y en el compartir. Consideré imprescindible contar con las visiones de los ex presidentes de AMIA para que pusieran en común sus experiencias y aprendizajes. Con ese propósito, los convoqué y la respuesta que obtuvimos fue por demás positiva. Todos agradecieron haber sido tenidos en cuenta en este contexto tan complejo. Todos saben que la prioridad es trabajar por el bienestar de la comunidad y están al tanto de los esfuerzos que estamos realizando desde la institución para brindar soluciones concretas a las necesidades y urgencias de la población más vulnerable. Los ex presidentes agradecieron sinceramente la convocatoria; apoyaron la gestión que AMIA viene desarrollando ante las necesidades y urgencia que impuso la pandemia, y se pusieron a disposición para colaborar a nivel voluntario. Por último, se acordó reiterar este espacio de encuentro para intercambiar información y seguir trabajando de manera conjunta por el bien comunitario.

  • ¿Hay alguna decisión tomada de cómo será el acto del 26° aniversario al atentado a la AMIA?

Estamos evaluando alternativas. Estamos seguros de que no podrá ser presencial. El contexto cambió y sabemos que la recordación de este año tendrá características particulares, diferentes a los actos que hemos venido realizando a lo largo de todo este tiempo. La recordación, el homenaje a esas vidas inútilmente interrumpidas y el pedido de justicia, la denuncia de la impunidad que acompaña a la causa durante casi 26 años se pondrá de manifiesto con la misma firmeza de siempre. Exigir justicia por las 85 víctimas fatales que produjo el peor atentado terrorista que sufrió el país es un imperativo que nos lleva siempre a alzar nuestra voz y reclamar a los poderes del Estado que actúen para que se haga Justicia.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here