Cinco voluntarios que estuvieron en AMIA contaron sus experiencias en un emotivo encuentro organizado por Plural Jai

Plural Jai. voluntarios en AMIA
Plural Jai. voluntarios en AMIA

En un encuentro realizado por zoom a sala llena, cinco voluntarios que el 18 de Julio de 1994 estuvieron en la AMIA minutos después del atentado, ofrecieron por primera vez sus testimonios y transmitieron sus experiencias.

Paula Vinocur, Ariel Isaak, Demian Jeiman, Gabriel Buznick y Gabriel Mekler nunca se imaginaron a las 9.52 hs del 18 de julio de 1994, que un minuto después les iba a cambiar la vida para siempre, como a muchos.

Leer más: Plural Jai presenta: «Desafíos de las instituciones centrales»

Pero ellos, sin que nadie se los pida ni se lo imaginen, se transformaron en voluntarios. Fueron directamente hacia la calle Pasteur.

Salvo Mekler, que tenía 40 años, los otros cuatro tenían entre 15 (Paula), 16 y 17 años.

Plural Jai los juntó en una brillante iniciativa y con la moderación de Gustavo Szpigiel, el director de Vis Vis, se realizó una emocionante charla.

Estos son algunos de esos testimonios:

Paula Vinocur: «Ese día se acabó mi niñez. No fue en vano. Esa experiencia nos empoderó para seguir en la comunidad. Cambió mi vida sin dudas, desde mis amigos, mi elección profesional, hasta el armado de mi propia familia. Todo está ligado al 18J».

Ariel Isaak: «Ese día llegué, pisé AMIA por la calle Ayacucho y no me fui más. Hay un pueblo y una tradición que tenemos que cuidar, mantener, alimentar, contener y desarrollar. Siento que esa es mi misión».

Gabriel Mekler: «Claro que tenía miedo, pero tenía que estar ahí. Hoy sigo aportando mi experiencia en pos de la educación judía. Veo con orgullo cómo aquellos niños de 1994 hoy son padres que vuelven a elegir la educación judía».

Gabriel Buznick: «Yo no elegí ir ahí ese día, fue un llamado interior, fue la necesidad de poner el cuerpo para aminorar la tragedia. Una de las cosas mas hermosas de ser judío es que somos todos protagonistas de la historia. Como Jazán, soldado, morá o voluntario tienen un lugar significativo para nuestro pueblo».

Demian Jeiman: «Cuando escuché lo que sucedió me cambié solo el pantalón pijama y me fui para allá, sin plata. Sin darme cuenta, yo con 17 años, estaba organizando todo. No habían llegado ni la policía ni los bomberos. Ese día me marcó para siempre. En esos tiempos yo estaba decidiendo qué carrera cursar. Después del 18J elegí. Hoy soy médico».

En el final, Paula y Gabriel M. coincidieron en la frase: «A mis hijos les aconsejaría lo que yo hice. Pero que me lleven con ellos».

1 COMENTARIO

  1. Excelente experiencia, activa la memoria ,e informa a los que no conocieron los hechos. No olvidar es el exito del cambio.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here