Coronavirus en Israel: fuertes restricciones durante los fines de semana

Coronavirus en Israel: fuertes restricciones durante los fines de semana
Coronavirus en Israel: fuertes restricciones durante los fines de semana

Debido a las fuertes restricciones por el coronavirus en Israel, entre el viernes a la tarde y el domingo a la mañana cerrarán comercios no esenciales y lugares de esparcimiento. El cierre de playas está previsto para el próximo fin de semana. Vuelven a prohibir los gimnasios y los restaurantes no podrán atender a los clientes en sus locales.

Tras una reunión entre los ministros que integran el “Gabinete Coronavirus”, el gobierno de Israel decidió implementar duras restricciones durante los fines de semana. El objetivo es el de reducir los contagios de COVID-19 y aplacar el rebrote del virus en el país.
Leer más: Alarma en Israel por el fuerte aumento de test positivos de coronavirus en varios puntos del país
Las autoridades evaluaron la posibilidad de una cuarentena estricta y un cierre general. Finalmente los israelíes este fin de semana podrán salir de sus casas pero se determinó que desde el viernes a la tarde deberán cerrarse los centros comerciales, comercios no esenciales, piscinas, zoológicos y museos.
Las playas, en tanto, este fin de semana continuarán abiertas pero desde el viernes 24 también serán cerradas durante los fines de semana. Así lo recomendó el Consejo de Seguridad Nacional, pese a la oposición de especialistas que sostienen que el esparcimiento al aire libre no implica un gran riesgo de contagio.
Las medidas específicas para los fines de semana regirán hasta el domingo a la mañana, aunque el anuncio también describe restricciones para el resto de la semana: los gimnasios deberán cerrar y los restaurantes tendrán prohibida la atención al público en sus locales: solamente podrán vender a través del sistema take away y entregas a domicilio. Además, las reuniones sociales se limitarán a 10 personas en espacios cerrados y 20 al aire libre.
El primer ministro Benjamín Netanyahu afirmó que estas restricciones no están basadas en datos sobre la cantidad de infecciones en cada una de las áreas que se decidió restringir. Por otra parte adujo que la decisión está “basada en el sentido común”.  Además advirtió que si no se frena la ola de contagios en Israel dentro de tres semanas habrá 1.600 ciudadanos enfermos en grave estado. En estas condiciones quedarán amenazadas las posibilidades del sistema de salud.
La reunión del gabinete de crisis duró varias horas. Fue convocada por el propio Netanyahu el jueves, luego de que el Ministerio de Salud informara sobre el diagnóstico de 1.758 nuevos casos de coronavirus en un día y una tasa de positividad en los testeos que alcanzó un alarmante 7,7%.
Ynet en español.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here