Campaña de sobrevivientes del Holocausto contra Facebook para detener el negacionismo nazi

Sobrevivientes del Holocausto reclama eliminar publicaciones negacionistas
Sobrevivientes del Holocausto reclama eliminar publicaciones negacionistas

Sobrevivientes del Holocausto prestaron sus voces a una campaña para que Facebook tome medidas y elimine el negacionismo del genocidio nazi.

La campaña #NoDenyingIt (SinNegarlo), coordinada por la Conferencia de Reclamaciones Físicas Judías Contra Alemania, utiliza la plataforma de Facebook para difundir las peticiones de los sobrevivientes, publicando cada día un video en el que se insta a Mark Zuckerberg a cerrar por discurso de odio los grupos, páginas y posteos que niegan el Holocausto. También se difundirán videos en Instagram, que es propiedad de Facebook, al igual que en Twitter.

Zuckerberg, en 2018, afirmó que los textos negando el asesinato de 6 millones de judíos por parte de los nazis no serían eliminados por defecto. A su vez, dijo que no creía que los negacionistas estuvieran afirmando algo erróneo de forma deliberada. Y que, mientras las publicaciones no instaran a la violencia o a dañar a otros, el contenido ofensivo debía protegerse.

Sus declaraciones generaron escándalo. Pero Zuckerberg, quien es judío, dijo que aunque considere profundamente ofensiva la negación, la mejor forma de combatirla es con discurso positivo.

La Conferencia de Reclamaciones negocia pagos de compensación de Alemania para víctimas del Holocausto. El objetivo de esta campaña es convencer a Zuckerberg de que se reúna con sobrevivientes del Holocausto para que puedan contarle personalmente sus recuerdos y así defender que el negacionismo infringe las normas de Facebook sobre discurso de odio. Y, por lo tanto, las publicaciones se deben eliminar.

En un comunicado, Facebook explicó que elimina mensajes negacionistas en países donde son ilegales, como Alemania, Francia y Polonia. En donde no son un delito, como Estados Unidos o Gran Bretaña, son cuidadosamente evaluados para determinar «si cruzan la línea».

Más de 500 empresas iniciaron un boicot publicitario que pretende presionar a Facebook para que tome una postura más firme contra el discurso de odio. La Conferencia de Reclamaciones decidió lanzar su propia campaña tras concluir que el boicot no parece hacer mella.

 

Vía 20 Minutos / Dallas News

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here