AMIA y FEJA lanzaron una campaña de recaudación de fondos ante el grave escenario que atraviesan las escuelas

Campaña de AMIA-FEJA- recaudación-de-fondos
Campaña de AMIA-FEJA- recaudación-de-fondos

Para aliviar el fuerte impacto que la crisis económica causada por la pandemia provocó en el sector educativo de la comunidad, AMIA y la Federación de Escuelas Judías Argentinas (FEJA) están trabajando de manera coordinada para potenciar, entre otras acciones, la campaña de recaudación de fondos que lanzaron para poder cubrir las necesidades más apremiantes que se registran en la Red Escolar Judía.

Bajo el lema “Solo la educación garantiza la continuidad”, las entidades convocan a la sociedad a colaborar desde el martes 4 de agosto, a las 11, hasta el miércoles 5 de agosto, a las 23.

El aporte realizado valdrá doble porque durante las 36 horas en las que se extenderá la campaña, un grupo de donantes duplicará lo recaudado “para que todos los chicos puedan seguir accediendo a la educación judía”.

Los interesados en colaborar deben ingresar al link https://www.donacion.com.ar/educacion/

Desde el 19 de marzo, cuando se decretó el aislamiento obligatorio, y se cerraron los colegios, el retraso en la cobranza de aranceles fue en aumento.

En muchas escuelas, la mora en el abono de las cuotas llegó hasta el 60%. Situación que ocasiona que los establecimientos no puedan enfrentar sus obligaciones habituales.

El presidente de AMIA, Ariel Eichbaum, y el presidente de FEJA, Adrián Pérez, coinciden en señalar que la crisis que atraviesan los establecimientos educativos supera incluso, en muchos casos, las dificultades que se presentaron en la crisis del año 2001.

Ambos alertaron que la deserción escolar comienza a ser tema de gran preocupación. Especialmente en el nivel inicial, primordial para garantizar la continuidad comunitaria en todo el país.

Leer más: AMIA-FEJA: «El próximo 4 y 5 de agosto, tu aporte vale doble»

Para el lanzamiento de la campaña de recaudación de fondos, ambas entidades trabajaron en la elaboración de un documento. En el mismo volcaron las prioridades, los alcances y los criterios para orientar las necesidades urgentes de las escuelas de la comunidad.

Las autoridades de las dos instituciones indicaron que el documento titulado “Plan de sostenibilidad para escuelas comunitarias en este nuevo contexto de crisis” es una guía certera que, elaborada por profesionales, traza el escenario de los requerimientos más acuciantes que deben ser atendidos.

La campaña que lanzamos en conjunto nace para ayudar a sostener el sistema educativo ante la compleja situación que está atravesando. Requiere atención prioritaria y respuestas urgentes. El compromiso con la Educación forma parte de la misión institucional que nos guía.

Confiamos en que la campaña, gracias a la solidaridad y sensibilidad de la comunidad, aliviará las urgencias más apremiantes”, destacó el presidente de AMIA.

La Red Escolar Judía nuclea a más de 24.000 alumnos. Garantiza un espacio de formación y excelencia, dentro de la amplia diversidad ideológica y religiosa que distingue a la comunidad judía de la Argentina.

Desde que se decretó el aislamiento social obligatorio, la comunidad educativa garantizó, con mucho esfuerzo, la continuidad de las clases. También los canales de comunicación entre docentes, alumnos, padres.

Sabemos del compromiso que están llevando adelante en un contexto tan complejo”, remarcó el presidente de FEJA. “El camino para encontrar soluciones es trabajar juntos y dedicar los máximos esfuerzos para ayudar a sostener a la Red.”

Una agenda de desafíos y urgencias

Diego Shalom, presidente Escuela Martín Buber, describe que una de las principales dificultades que atraviesan es poder dar respuestas “a las numerosas familias que están teniendo dificultades para abonar los aranceles escolares.

Si bien hemos entregado los datos más precisos a AMIA, tal como nos fuera solicitado oportunamente, vale mencionar que hoy en día el 59% de los alumnos cuentan con algún tipo de beca.

Tenemos claro que, en nuestro caso, las familias que dejan la escuela, en general abandonan la pertenencia a la Red Escolar Judía. En especial cuanto más chiquitos son los hijos y eso no lo podemos permitir, comprometidos como estamos en la continuidad de nuestro pueblo.

Nos preocupa la situación económica del país que, sumada a la pandemia, deja a muchas familias en situación de vulnerabilidad e incertidumbre. La contención emocional de las familias también nos ocupa en este contexto,” remarca.

Leer más: AMIA y FEJA: Campaña de recaudación de fondos para sostener al sistema educativo

La escuela Martín Buber adhirió a la campaña de recaudación de fondos liderada por AMIA y FEJA. “Acompañamos las decisiones que se fueron tomando en conjunto. Compartimos la necesidad de fortalecer la Red Escolar Judía, con respeto a la diversidad”, indica Diego Shalom.

Como siempre, en Martín Buber sostenemos el principio talmúdico Kol Israel Arevim Ze laze. Estamos sumamente comprometidos con el trabajo conjunto de ayuda a las familias que más necesidades tienen en este contexto. A su vez nos preocupa que la Red Escolar Judía siga manteniendo la fortaleza que la ha caracterizado a lo largo del tiempo. Brindando educación judía de calidad. Nos interesa que la diversidad religiosa e ideológica de las instituciones educativas que la componen se mantenga y robustezca, de modo de ofrecer a las familias judías la opción de elegir aquellas que más las representan e identifican. Entendemos que esta es nuestra contribución en favor de la continuidad del pueblo judío y en contra de los procesos de asimilación”, destaca el presidente de la institución.

En la opinión de Manuel Felder, presidente de Escuela Hebrea Dr. Hertzl de Bahía Blanca, las primeras semanas, a partir de que se declaró la pandemia, presentaron un escenario de incertidumbre. Después del momento inicial, en el que “tuvimos que reorganizar y repensar el modo de mantener a la escuela en funcionamiento, pudimos revertir nuestras respectivas inseguridades tecnológicas y didácticas en el plano de lo virtual en fortalezas para desempeñarnos en un contexto de nuevas oportunidades para crear otras formas de aproximación interpersonal, con nuestros valores, nuestras tradiciones y creencias”, destaca.

“Estamos logrando sostener e incluso fortalecer los lazos y los contenidos en nuestra comunidad educativa. Esperamos que pronto podamos volver al edificio y capitalizar todo lo aprendido para seguir haciendo escuela,” agrega Felder.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here