Dos amigos, uno árabe y otro judío, trabajan juntos salvando vidas en Israel

Eyad y Yaakov
Eyad y Yaakov

Eyad y Yaakov son dos amigos, uno árabe y otro judío, que se desempeñan como paramédicos en el Magen David Adom.

Su relación comenzó tras un atentado terrorista en Jerusalén, en el vecindario donde reside Yaakov Wertheimer. Dos palestinos asesinaron a cuatro israelíes en una sinagoga del barrio Har Nof. Los atacantes entraron armados con un cuchillo, un hacha y una pistola. Atacaron en dos lugares distintos donde rezaban antes de ser abatidos por agentes.

«Dos terroristas entraron en la sinagoga del barrio de Har Nof. Atacaron con un hacha, un cuchillo y una pistola. Cuatro personas que oraban murieron. La Policía que llegó al lugar de los hechos disparó y abatió a los terroristas», explicó en su momento Luvba Samri, portavoz de la Policía para medios en hebreo.

«No es fácil. Especialmente porque los terroristas vinieron del mismo vecindario donde yo vivo», relata Eyad Ottman.

A su vez, agrega: «La vida sigue. Nosotros no vamos a parar, al contrario, seguiremos salvando vidas. Y sin importar lo que hagan o dejen de hacer, seguiremos siendo amigos. Seguiremos siendo hermanos.

Yaakov explica: «Nos conocemos de la unidad motorizada de Jerusalén. Nuestra conexión realmente se hizo cercana por el trabajo que él hace los sábados en el vecindario donde yo vivo. Cuando tienes alguien que conoces, que sabe bien el trabajo, y que también te conoce a ti y sabe cómo manejarse en las situaciones, no tiene precio».

«Prefiero hacer mis turnos con él. Es profesional y es una de esas personas con las que es divertido trabajar», asevera Eyad.

Ellos son Eyad y Yaakov, dos amigos, uno árabe y otro judío, que trabajan juntos en Israel para salvar vidas. Una inspiradora historia de amistad.

 

Vía Israel en Español

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here