Israel y Líbano. Por Guido Jasovich

Libano y sus horas más oscuras
Libano y sus horas más oscuras

Líbano, lugar que supo ser la “Suiza de Medio Oriente” vive hoy una de sus horas más oscuras. En un marco de una terrible crisis política agravada por una hiperinflación y revueltas sociales, este es un país que lucha hoy por su mera existencia.

Este lugar se desangra en una región que hoy avanza con velocidad en distintas direcciones. No hay duda que el equilibrio político esta cambiando como hace años no ocurría y esto se da hoy por lo diplomático y no tanto lo militar. Esto es un importante cambio de matriz que puede ser ejemplificado al reciente acuerdo de cooperación y comercio que firmaron Israel y los Emiratos Árabes Unidos. A mi parecer, este acuerdo, marca una nueva era para la diplomacia israelí. Iniciando un proceso que para muchos expertos podría reproducirse con varios países de la zona como Omán y Arabia Saudí.

Algunas voces incluso hablaron de que el Líbano podría ser el siguiente, por  ese “acercamiento histórico”. Fruto del ofrecimiento de ayuda humanitaria de Israel hacia este país, debido a su dura situación.

¿Pueden Israel y el Líbano llegar a la paz por lo pronto?. Siendo objetivo, hoy no. Las condiciones para llegar a un acuerdo duradero entre ambos países están lejos de ser reales. De entrada tenemos que saber que lo que pensamos como Líbano y su gobierno no existen como tales, el gobierno de Beirut no controla todo el territorio que legalmente le corresponde. En muchas regiones de este país se tienen grupos terroristas que conviven y “compiten” con el gobierno central en ejercer y aplicar el poder.

En mi opinión este es el principal obstáculo para la normalización de las relaciones diplomáticas. Ya que no se tiene otra parte real con autoridad con quien hablar, en la práctica se debería negociar con  varios grupos sin cohesión y con intereses contrapuestos, a lo cual todo acuerdo hoy seria simples palabras en un papel.

Leer más: Shiur y los jóvenes. Por Guido Jasovich

¿Hay que tener esperanza?. Sin duda. Pero no podemos pensar que sea en un futuro cercano, grandes cambios deberán ocurrir, sobre todo en el Líbano. En un primer lugar y cuando pasen esta época tan turbulenta, tiene que nacer un nuevo gobierno central que cumpla con su condición mas básica, el monopolio de la violencia legitima. Es decir, ser el único que imponga ley y orden en su territorio. Luego de esto, hacer una gran reforma constitucional  para armonizar décadas de conflicto interno. Finalmente, generar un gran consenso político en pos de una paz duradera. Esto ultimo es lo que veo como lo mas complejo, pero no es imposible.

Anteriormente se mencionó el acuerdo entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. Algo impensado hace 10 años. La sociedad libanesa da cada vez mas signos de menor paciencia con el conflicto y empiezan a ver con buenos ojos un nuevo sistema.

Creo que en este caso y para cerrar podemos citar a Herzl “Si lo queréis, no será una leyenda”

Autor: Guido Jasovich- Estudiante de Ciencias Políticas

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here