“OSA x MÁS”, la nueva alternativa para la conducción de la Organización Sionista Argentina

Pablo Soskin y Mario Sobol
Pablo Soskin y Mario Sobol

Pablo Soskin y Mario Sobol, a través de «OSA x MÁS», son los candidatos a presidir la Organización Sionista Argentina en la próxima cadencia.

Bajo una innovadora modalidad, los dirigentes conviven en el mismo espacio y acordaron unir sus esfuerzos para armar una mesa de trabajo que luego definirá el nombre de la persona que asumirá la presidencia.

Soskin es actualmente el presidente de la DAIA Filial Entre Ríos y Mario Sobol es el presidente de Avodá Argentina.

Vis á Vis dialogó en exclusiva con los candidatos. Ambos elogiaron la gestión de Sergio Pikholtz y anticiparon que esa será la base de trabajo sobre la que se desarrollará el futuro de la institución. “La vara quedó alta”, expresaron.

P: Pablo Soskin | M: Mario Sobol

  • ¿Cómo surge “OSA x MÁS”?

P: En principio debemos detenernos en el nombre que le hemos colocado a esta nueva alternativa: “OSA x MÁS”.

Creemos que estos cuatro años de cadencia liderados por Sergio Pikholtz fueron excelentes. La OSA recuperó el espacio que le correspondía y extendió su trabajo hacia todo el país a través de la creación del Comité Federal.

La OSA fue un pilar en la Hasbará, la Educación Sionista, el trabajo con las Tnuot, la vinculación con la Organización Sionista Mundial (OSM), el trabajo interinstitucional, etc.

Creemos que, más allá de que la vara quedó bien alta, debemos conformar un gran equipo de trabajo para seguir creciendo. Esa es la base de esta Alternativa.

“OSA x MÁS” pretende conformar el mejor equipo de trabajo posible para que lo hecho por esta cadencia que se retira sea el punto de partida para seguir cumpliendo objetivos y crecer.

  • No es habitual que dos candidatos a presidente unan sus esfuerzos para armar una mesa de trabajo para luego definir quién asumirá la presidencia y quién acompañará desde la vicepresidencia. ¿Cómo llegaron a esta fórmula? ¿Creen que es una nueva forma de hacer política comunitaria?

M: Ambos candidatos nos respetamos y nos consideramos suficientemente aptos para conducir los destinos de la OSA. Esa es la premisa inicial.

Creemos que la OSA estará en buenas manos si es uno o el otro el que asuma el rol de presidente.

Lo más importante es que los dos creemos que nuestra unión y nuestro trabajo en conjunto va a redundar en un gran beneficio para la OSA.

Por ende, no es prioritario quién será el candidato final y quién acompañará la formula. Lo importante es que el equipo de trabajo sea el mejor para esta nueva etapa de la OSA.

Tenemos confianza mutua y tenemos en claro que queremos lo mejor para esta institución.
En este momento, nuestro esfuerzo está enfocado en el armado del equipo de trabajo.

Sinceramente, creemos que es una nueva forma de hacer política comunitaria y sería muy saludable que otras entidades imitaran esta metodología.

  • ¿Existe la posibilidad de lograr el consenso de todos los movimientos?

P: Una de las prioridades que hemos dispuesto es que queremos que todos estén representados en esta nueva cadencia. Estamos trabajando fuertemente para ello.

La OSA tiene un gran trabajo por delante respecto de su representatividad y la inclusión de los judíos sionistas del país. Tenemos que abrir las puertas y que los judíos sionistas sientan que es un deber formar parte de esta entidad. Es una materia de trabajo a la que le debemos dar prioridad.

Igualmente es importante dejar en claro que, como toda institución democrática, se puede lograr un consenso. Y sino, deberemos dirimir el futuro en un proceso eleccionario.

Las dos alternativas están en la mesa.

  • ¿Qué balance hacen sobre la cadencia saliente y la situación actual de la OSA?

M: Respecto de la cadencia saliente debemos expresar que se ha realizado una gestión sobresaliente.

Se recibió la OSA con grandes problemas estructurales, desde lo económico, la situación política, la ausencia de objetivos, ausencia de gestión y la falta de confianza de nuestro socio por excelencia la OSM.

Esta gestión logró revertir esta situación, creó el Comité Federal, acomodó las finanzas, puso a la OSA en el lugar institucional judío que le corresponde al ser una federación central en la comunidad, gestionó, recompuso la relación con la OSM y se logró trabajar con relativa armonía entre todos los factores políticos, el sionismo apartidario, el sionismo del interior del país. En fin, son muchos logros.

La situación actual de la OSA es propicia para seguir creciendo y construyendo.

P: Lógicamente que debemos partir de todas las líneas de trabajo que posee la OSA actualmente. Hay mucho trabajo al que debemos darle continuidad y otros por realizar.

Debemos propiciar la Hasbará hacia todo el país, tanto para el ambiente comunitario y no comunitario. Seguiremos apoyando la Aliá en todos sus formatos promoviendo, ayudando, realizando contactos en conjunto con la OSM y la Sojnut, etc.

La adopción por parte de la Argentina del nuevo concepto de antisemitismo propiciado por la IHRA nos habilita a trabajar en su aplicación práctica. También sus efectos, la enseñanza en los organismos de aplicación, tanto los judiciales como los demás ámbitos.

La OSA debe trabajar fuertemente para que no sea gratuito para nadie las conductas antisemitas generadas por el antisionismo, la doble lealtad, el doble rasero con el que se juzga a Israel, etc.

La ampliación del padrón de socios de la OSA es otro tema que debe preocuparnos. Mencionamos que un gran porcentaje de judíos del país, conforme a una encuesta de la OSA, considera a Israel como centro de sus vidas. Esto no está reflejado en el padrón de socios. Debemos trabajar para que la comunidad forme parte y se integre a esta entidad.

Tenemos que seguir bregando por la ampliación de las Filiales en el país. Debemos tener filiales en todo lugar donde haya una comunidad.

La educación sionista es primordial. Debemos colaborar con las Tnuot, con las escuelas. Pero también debemos implementar un trabajo con un sector importante que es el universitario y el de los jóvenes profesionales.

En cuanto a las relaciones interinstitucionales, tenemos que seguir la política actual y profundizar las relaciones. Con la OSM, la embajada de Israel, la AMIA, la DAIA, las Kehilot del país, la Sojnut, KKL, Keren Hayesod, FACCMA, FEJA, etc.

Debemos fortalecer nuestras relaciones, trabajar en proyectos conjuntos y que Israel siga ocupando el lugar central que corresponde.

Además, es importante generar un trabajo específico con todas las personas que aman a Israel. Debemos reforzar la labor iniciada y continuar sumando apoyo. Es muy importante que aquellas personas que sienten amor y admiran a Israel tengan espacios para propiciar su apoyo.

En fin, como podrás ver, hay mucho por hacer.

  • ¿Qué opinión tiene cada uno de su compañero de fórmula?

P: Mario es un dirigente con mucha experiencia, con mucho para ofrecer a la comunidad. Tiene lo necesario para ser un gran azkán: compromiso, capacidad, liderazgo y ganas. Será un honor trabajar juntos por la OSA que queremos.

M: En mi larga trayectoria en la dirigencia comunitaria, raras veces encontré un azkán como Pablo. Pese a la distancia empatizamos inmediatamente por los sentimientos hacia Israel, por la forma objetiva que ambos planteamos en torno a la continuidad judía en nuestras comunidades y por la necesidad imperiosa de reforzar la educación judía-sionista. Creo que con esta fortaleza podremos realizar perfectamente nuestro plan de acción, que tiende a reforzar aún más el camino iniciado por la cadencia anterior.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here