El juicio a Netanyahu se reprogramó para el mes de febrero

El Tribunal de Distrito de Jerusalén anunció este lunes que la próxima audiencia del primer ministro Benjamin Netanyahu en su juicio público por corrupción ha sido reprogramada para el 8 de febrero.
El Tribunal de Distrito de Jerusalén anunció este lunes que la próxima audiencia del primer ministro Benjamin Netanyahu en su juicio público por corrupción ha sido reprogramada para el 8 de febrero.
El juicio a Netanyahu se reprogramó para el mes de febrero tras el nuevo confinamiento por aumento de casos de coronavirus en Israel. También, por la gran cantidad de participantes que se necesita para el juicio.
De esta manera, el Tribunal de Distrito de Jerusalén anunció este lunes que la próxima audiencia del primer ministro Benjamin Netanyahu en su juicio público por corrupción ha sido reprogramada para el 8 de febrero.
En un giro extraordinario, el tribunal ordenó el viernes el aplazamiento del juicio de Netanyahu, citando el cierre del coronavirus y la gran cantidad de participantes necesarios.
La orden del viernes podría posponer la convocatoria de testigos justo antes o después del día de las elecciones.
A su vez, la orden se produjo menos de 48 horas después de que el mismo tribunal rechazara la solicitud de Netanyahu de posponer su audiencia del 13 de enero.
Por su parte, el tribunal dijo que aunque la fiscalía había enmendado la acusación, los abogados de Netanyahu tenían un año completo para estudiar la acusación original. Por lo que los cambios no eran significativamente sustanciales y el caso podía continuar.
El aplazamiento del juicio de Netanyahu fue rápidamente denunciado la semana pasada por los líderes de los partidos de oposición.
«Un primer ministro hasta el cuello en las investigaciones no tiene un mandato público o ético para decidir cosas tan fatídicas», dijo el jefe de la oposición y líder de Yesh Atid, Yair Lapid. Agregó que era una «preocupación real» que Netanyahu tomara decisiones basadas  en sus intereses personales y supervivencia y no en el interés nacional.
Ron Huldai, jefe del Partido Israelí, aprovechó la oportunidad para atacar al líder azul y blanco y al primer ministro suplente Benny Gantz. El ataque de Huldai alude a que permitieron que los tribunales llegaran a tal situación, diciendo que mostraba a Gantz «capitulando ante Bibi».
En tanto, Gantz replicó que no tenía control sobre la decisión del tribunal. Y que, en general, había dejado los tribunales abiertos para permitirles detener los procedimientos de acuerdo con las consideraciones de los propios jueces.
«El mayor problema es que un primer ministro de Israel está bajo acusación. Por lo que hay una nube de consideraciones personales y legales flotando por encima de sus decisiones», dijo Gantz. «Es esta realidad la que debemos cambiar en las próximas elecciones».
El líder de Yisrael Beytenu, Avigdor Liberman, señaló mordazmente en Twitter un titular que decía: «Debido al cierre: la audiencia judicial de Netanyahu se retrasó». Y agregó: «¿También ve la conexión?», esencialmente acusando al primer ministro de instituir un nuevo cierre de COVID-19 para evadir la justicia.
El juicio del primer ministro también se pospuso dos meses de marzo a mayo durante el primer cierre, pero no se pospuso durante el segundo.
Vía The Jerusalem Post

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here