Reino Unido e Irlanda: 400 autobuses sin coronavirus gracias a la tecnología israelí

Probado originalmente en el Sheba Medical Center, donde todavía se usa hoy en día, se descubrió que el sistema es más del 99,9% efectivo para desinfectar el aire interior de bacterias, virus, hongos y mohos y atrapar partículas que pueden causar enfermedades.
Probado originalmente en el Sheba Medical Center, donde todavía se usa hoy en día, se descubrió que el sistema es más del 99,9% efectivo para desinfectar el aire interior de bacterias, virus, hongos y mohos y atrapar partículas que pueden causar enfermedades.
La startup Aura Air con sede en Tel Aviv ha terminado de equipar 400 autobuses sin coronavirus con fines turísticos. Recientemente han sido reutilizados para transportar trabajadores de primera línea en el Reino Unido e Irlanda, con su exclusivo sistema de purificación de aire basado en datos.
Por su parte, la tecnología utiliza tres métodos para matar el coronavirus e informa a los pasajeros sobre el estado de siete índices de calidad del aire en su vehículo.
Probado originalmente en el Sheba Medical Center, donde todavía se usa hoy en día, se descubrió que el sistema es más del 99,9% efectivo para desinfectar el aire interior de bacterias, virus, hongos y mohos y atrapar partículas que pueden causar enfermedades.
En Israel, la compañía también trabaja principalmente con compañías de autobuses turísticos. Esto podría ayudar a revivir una industria local devastada por la pandemia.
En tanto, el sistema de purificación de aire elimina el coronavirus mediante dos métodos patentados. Un esterionizador y un filtro de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA) con cordones de cobre. Además, limpia el aire con luz ultravioleta C (UVC).
A su vez, el esterionizador es un ionizador actualizado, ya que los modelos más antiguos pueden causar problemas de salud graves, como daño pulmonar. Un ionizador funciona distribuyendo iones positivos y negativos en el aire. Lo que inicia un proceso que destruye las construcciones proteicas de virus que causan enfermedades. Tal es el caso del coronavirus y la influenza.
Los filtros HEPA de cobre se distinguen por atrapar y matar el virus. Mientras que los filtros HEPA normales solo capturan el virus. El cobre es bien conocido por eliminar bacterias y virus al debilitar su estructura proteica además de inhibir su capacidad de reproducción.
La luz UVC purifica, entre otras cosas, el aire y el agua.
Según la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU.: “Se ha demostrado que la radiación UVC destruye la capa externa de proteína del coronavirus del SARS. Es un virus diferente del virus actual del SARS-CoV-2.… La radiación UVC también puede ser eficaz para inactivar el virus SARS-CoV-2, que es el virus que causa la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) ”.
La tecnología se utiliza no solo para protegerse contra el coronavirus, sino también para que los pasajeros controlen el aire a su alrededor. Tal como sucedió en Reino Unido e Irlanda.
Los pasajeros pueden ver los índices de calidad del aire para dióxido de carbono, monóxido de carbono, compuestos orgánicos volátiles (como perfumes), humedad, temperatura y material particulado (PM2.5 y PM10). Según Paul Kasler, director ejecutivo de Aura Air UK Ltd, el distribuidor británico de Aura Air, las dos últimas medidas son las más importantes para la monitorización de COVID-19.
«Estas son las partículas que se emiten al respirar, toser, estornudar, hablar. Se sabe que transportan el virus y flotan en el aire durante 15 a 30 minutos», dijo a The Media Line, explicando que las partículas PM2.5 son entre 1,5 micrones y 2,5 micrones de tamaño, y las partículas PM10 tienen un tamaño de 2,5 a 10 micrones.
*Un micrón es una milésima de milímetro.
Todo el monitoreo del aire se puede realizar a través de una aplicación.
“Les damos a los operadores una calcomanía para que la pongan en el autobús y en la esquina de la imagen está el código QR [Respuesta Rápida]. Los pasajeros escanean ese código QR y luego pueden descargar la aplicación y sentarse en el autobús y mirar las lecturas ”, dijo Kasler. «Le mostrará si ha superado un nivel de umbral».
“Los pasajeros son el primer público objetivo que puede usar los datos y verlos. Además de ellos, los datos también se pueden filtrar a los operadores de autocares, los gerentes de los autobuses o trenes”, dijo a The Media Line Roei Friedberg, CEO de Aura Air North America.
El propio Kasler trabaja con operadores privados, que utilizan «de todo, desde un Mercedes Tourismo, que es un autocar de 51 plazas, hasta minivans de 10 a 12 plazas».
Ha visto un floreciente negocio de las empresas de autobuses escolares.
“Muchos de estos operadores privados están abasteciendo a las escuelas. De los 111 que hemos instalado en la última semana, diría que del 30 al 40% son para viajes escolares ”, aseguró Kasler.
La tecnología para el sistema de purificación de aire también se utiliza para análisis y se puede emplear para ayudar a los responsables políticos.
“Si es necesario, podemos exportar los datos y compartirlos con los gobiernos. Con el Ministerio de Salud u otras autoridades que manejan la situación de COVID en esos países”, manifestó Friedberg, agregando que el futuro de este tipo de tecnología está en el análisis de información.
«Aura Air ahora está invirtiendo mucho tiempo y esfuerzos en el análisis de datos. Diferentes índices de aire para virus o para predecir escenarios de alto riesgo», agregó tras la prueba exitosa en Reino Unido e Irlanda.
Friedberg dice que la tecnología se encuentra ahora en los autobuses de los Países Bajos y Croacia y que pronto se utilizará en los EE. UU.
En Israel, Aura Air trabaja principalmente con operadores turísticos, pero Friedberg señala que la compañía «ahora está en negociaciones con tres grandes operadores para implementarlos también en autobuses para transporte público».
«El sistema Aura Air es crucial para industrias como el transporte» afirmó Friedberg.
“Vimos que en las empresas de autocares, autobuses, transporte público… la gente tiene miedo de usarlos”, dijo. “Nuestra tecnología es una solución integral para purificar el aire a fin de brindar un entorno seguro y saludable. Además de mostrarle los datos en tiempo real y brindarle la confianza de que el área está limpia y segura».
Aumentar la confianza del consumidor es un paso fundamental en la reconstrucción de la industria del turismo en Israel, donde los turistas tienden a pasar mucho tiempo en los autobuses.
«Pasamos de 100.000 clientes turísticos en 2019 a 0. Si queremos volver a nuestros números, tenemos que crear un entorno seguro para ellos», recomendó Samuel Smadja, presidente y propietario de Sar-El Tours en Jerusalén, señalando que ha instalado la tecnología creada por Israel en 25 autobuses.
“Tendremos un ambiente libre de COVID en el autobús; lo que sí es seguro es que eliminará el miedo a estar entre 30 y 40 personas en el autobús”, declaró.
“No es suficiente si les digo que el aire es bueno o que el conductor dejó las ventanillas abiertas. El cliente podrá verificar el nivel de aire en el autobús por sí mismo”, dijo. “No tiene que confiar en mí ni en mi conductor, sino en la tecnología», afirmó luego de que haya empezado en países como Reino Unido e Irlanda.
“Quiero darles a los clientes algo para que se sientan seguros de su seguridad que va más allá de las máscaras”, continuó Smadja. «Si ves un avión, todo el mundo tiene máscaras, pero aún tienes dudas sobre la calidad del aire en el avión», culminó.
Vía The Jerusalem Post

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here