Nuevos desafíos para Hacoaj en 2021. Entrevista exclusiva a su presidente, Víctor Vaisman

Victor Vaisman- Presidente de Hacoaj
Victor Vaisman- Presidente de Hacoaj

En el mes de diciembre, Víctor Vaisman se convirtió nuevamente en el presidente del Club Náutico Hacoaj. Es difícil encontrar en todo el ámbito del deporte macabeo un dirigente con su extensa trayectoria. Comenzó como director técnico de fútbol e intervino en 19 Macabeadas, entre Panamericanas y Mundiales. Fue dirigente institucional, presidente de Faccma y de la Confederación Latinoamericana Macabi (CLAM), miembro de la Comisión Internacional de Deportes (I.S.C.). También fue presidente de la Delegación Argentina y actualmente es vicepresidente Honorario de Unión Mundial Macabi.

Vaisman recibió el premio a la trayectoria Yakir Maccabi y tiene el premio en el Salón de la Fama del Wingate Institute, en Israel. A su vez, fue presidente de Hacoaj en el año 2014 y nuevamente asume la responsabilidad máxima en la prestigiosa institución del Tigre.

Vis á Vis dialogó con él en una charla en la que aseguró: «Asumo como presidente para devolverle a Hacoaj lo que me brindó en formación». Dejó una contundente definición sobre el ex presidente y antecesor en el cargo, Osvaldo Ofman, a quien ubicó como uno de «los mejores dirigentes argentinos». Además, habló sobre la posibilidad de que el equipo de fútbol de la Primera de Hacoaj juegue en la Primera D de AFA y mencionó quiénes fueron los mejores técnicos y jugadores que vio.

A su vez, se refirió a la posibilidad de salir de la dirigencia deportiva para pasar a la política y dejó interesantes definiciones sobre cómo ve a la comunidad y cuáles son los desafíos para los próximos tiempos.

  • ¿Desde hace cuántos años sos dirigente comunitario?

La gente va a pensar que soy viejo. Más de 40 años.

  • ¿Qué significa ser presidente de Hacoaj y por qué aceptaste el cargo?

Significa compromiso y orgullo de pertenecer. Significa devolver lo que Hacoaj me dio en formación, en relaciones. Hacoaj me dio mucho y cuando te dan hay que devolver.

En verdad, yo no quería ser presidente porque se había formado una comisión de gente más joven, muy talentosa, que viene trabajando en el club de forma muy exitosa. Varios integrantes de la comisión directiva son dirigentes formados que pueden ser presidentes. ¿Ahora que pasó? vino la pandemia, hubo problemas familiares, hubo problemas económicos y entonces me pidieron que vuelva a ser presidente, pero que todos ellos iban a estar. Y están cumpliendo. Acepté únicamente por dos años.

Osvaldo Ofman- ex presidente de Hacoaj
Osvaldo Ofman- ex presidente de Hacoaj
  • ¿Fue buena la gestión de Osvaldo Ofman, el presidente saliente?

¿Del 1 al 10? 11.

  • ¿Con qué club te encontraste?

Con un club en el que parece que la pandemia no existió porque tenemos una cantidad de socios iguales a antes del Coronavirus. Es un club en continuo crecimiento.

  • ¿Cuáles son los principales desafíos?

Mi principal desafío es armar nuevos equipos de dirigentes jóvenes. Quiero seguir avanzando. Es la única forma de que una institución tenga continuidad, y la verdad que de los que están en esos equipos, yo aprendo muchísimo de ellos.

  • El vóley, el básquet y el hockey participaron en ligas nacionales, ¿el fútbol se puede sumar integrándose a la Primera D de AFA?

La Liga de Escobar (donde actualmente participa Hacoaj en fútbol) es AFA. No te voy a negar que hay acercamientos, pero está todo en evaluación. Es decir, nosotros estamos pensando si es conveniente, cuánto afecta al presupuesto, cómo lo vamos a hacer. Eso si, queremos es que nos representen jugadores de la institución. No aceptaremos que venga gente de afuera. Sin embargo, concreto todavía no hay nada. Si me lo preguntás dentro de 15 días a lo mejor te lo contestó diferente.

  • Tu amplia trayectoria abarcó el ámbito deportivo. ¿Nunca te atrajo la política comunitaria fuera de ese ámbito?

En verdad no me atrae. Me lo propusieron y dije que no. Te voy a ser honesto: para ocupar un cargo político hay que estar muy preparado. Tenes que tener una oratoria diferente. Tenes que saber medir tus palabras y cómo va a impactar dentro de tres o cuatro meses esas palabras que vos decís. Yo soy una persona temperamental. No me cuido. Si tengo que decir algo, lo digo y creo que no sería un cargo para mí. Uno tiene que saber para dónde va.

  • ¿Cómo ves a la dirigencia política de la comunidad judía?

Hay que saber diferenciar. No es lo mismo la DAIA, la AMIA que el resto de las instituciones. Hay que saber diferenciar y qué rol ocupan cada uno en la comunidad. No es lo mismo y hay que ser respetuoso y disciplinado. Yo lo que no puedo aceptar es que todavía estemos divididos. Yo no puedo aceptar que no se piense de acá a quince años a la comunidad. Pero no este tipo de comunidad donde cada uno juega su propio partido. Estamos cometiendo un error. Hace diez años me dijeron en un congreso que todo lo mío era una utopía. El pensar en que deberíamos estar todos juntos, que cada uno tenía que cumplir su rol y bueno, a lo mejor, a la larga el equivocado soy yo, pero creo que hay una sola forma para que está comunidad tenga continuidad y es no estar divididos. La verdad trato de no ver mucho porque no me gusta cuando hay divisiones, cuando uno saca un comunicado y otro lo contradice. Eso es lo que a mí no me gusta. No acepto eso. No quiero eso para mí comunidad.

  • ¿Creés que se viene un año complicado para la comunidad judía o no excede a lo complicado que le puede venir a la sociedad?

La comunidad judía no escapa al resto de la sociedad. Cada vez hay más pobreza. ¿Qué tendríamos que estar haciendo? Trabajando esos temas: pobreza, antisemitismo. Hay una institución que lo está trabajando muy bien que es Tzedaká, que ayuda mucho. Es una institución para mí muy respetable. Nosotros, a su vez, tenemos varios programas importantes dentro de Hacoaj como Tikum, que sale incluso afuera de gente de la comunidad y son temas interesantes. Yo creo que hay que ayudar. No hay otra.

  • ¿Quiénes son los mejores dirigentes que conociste?

Hay varios y tengo un profundo respeto. A nivel internacional quien hoy es el presidente del Comité Olímpico Israelí, Igal Carmi. También Giora Esrubilsky, presidente de Macabi Mundial. En Latinoamérica hay varios, y argentinos, pero no me quiero quedar en el pasado sino en el presente. A nivel argentino, hoy por hoy, te puedo decir que Osvaldo Ofman es uno de los mejores que tenemos en la comunidad sin dudas.

  • Te propongo un Ping Pong. ¿Mejor director técnico y mejor jugador?

El mejor técnico es el que salió campeón y mantuvo los grupos. Hubo dos que salieron campeones y mantuvieron los grupos: uno fue Marcelo Katz y el otro fue Osvaldo Ofman. Salieron campeones y los grupos fueron espectaculares. En cuanto a jugadores, por ejemplo como arquero Waldo (Wolff), Sadrinas. Después Davicco. Había un jugador que no es muy conocido que es Machi Rosenthal, Néstor Cynowicz, Luis Mamed, Aníbal Grimann, hay muchos.

  • ¿Qué club esperás dejar cuando finalice tu mandato?

Creo que Hacoaj tiene que ser un club que tenga liderazgo, liderazgo deportivo, liderazgo en la educación no formal, liderazgo en dirigentes, formación de dirigentes. Hacoaj tiene que cumplir ese rol en la comunidad y cada vez ir evolucionando para darle felicidad a sus asociados. Yo soy de la clase de dirigentes que quieren que le vaya bien a las otras instituciones porque a mí me enseñó algo un viejo dirigente: ‘si mi familia está contenta, yo soy feliz; si mí comunidad, mi lugar, mi institución, la gente de mi institución está contenta, yo soy feliz y si mi comunidad que es lo que me rodea está contenta también soy feliz’. Es así. Lo único que me gustaría agregar es que nuestra dirigencia comunitaria piense en el futuro y que Hacoaj siga progresando como está progresando.

Leer más: Osvaldo Ofman: «Apuntamos a que los socios de Hacoaj sean cada día más felices»

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here