La empresa israelí Eviation gana el prestigioso premio a la innovación aeronáutica

El avión eléctrico israelí Eviation Alice se ve en una pantalla estática, en la víspera de la inauguración del 53o Salón Aeronáutico Internacional de París en el aeropuerto Le Bourget, cerca de París, Francia. (crédito de la foto: REUTERS)
El avión eléctrico israelí Eviation Alice se ve en una pantalla estática, en la víspera de la inauguración del 53o Salón Aeronáutico Internacional de París en el aeropuerto Le Bourget, cerca de París, Francia. (crédito de la foto: REUTERS)

La firma israelí Eviation Aircraft ganó uno de los principales premios en los 14th Crystal Cabin Awards en una ceremonia en Hamburgo, transmitida en vivo a todo el mundo.

El premio en particular está destinado a reconocer a los líderes en el campo de la innovación en cabinas de aviones. Sin embargo, la ceremonia adquirió un mayor significado este año. Se produce después de que la industria de la aviación en su conjunto sufriera grandes pérdidas en todos los ámbitos debido a la pandemia de COVID-19.

La empresa israelí Eviation se llevó a casa el trofeo en la categoría Cabin Concepts con su nueva innovación, Alice, el primer jet de cercanías puramente eléctrico. Había hecho su debut en el Salón Aeronáutico de París de 2019 y puede transportar nueve pasajeros en una distancia de 1.000 kilómetros. De todas maneras, su innovadora configuración de cabina es lo que realmente ganó el premio. Desarrollado con la firma portuguesa Almadesign, el concepto de gabinete consiste en un diseño de asientos en forma de espina de pescado.
Además, otros ganadores del premio fueron Airbus, e2ip, Diehl Aviation y Safran, el último de los cuales se llevó a casa tres premios.
También, se han anunciado dos categorías especiales adicionales. Por un lado, el premio Judges ‘Choice Award y por el otro la categoría Clean & Safe Air Travel. Esta última especialmente importante a la luz de la pandemia COVID-19. El próximo 31 de agosto se presentarán en la Aircraft Interiors Expo de Hamburgo.

Vía The Jerusalem Post

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here