Hackers pro palestinos roban información de miles de estudiantes israelíes

Dragon Force
Dragon Force

Hackers pro palestinos robaron y filtraron información personal de cientos de miles de estudiantes israelíes.

El grupo DragonForce Malaysia anunció el ciberataque en una publicación en su sitio web. Además, el grupo pidió a los piratas informáticos, las organizaciones de DD.HH. y los activistas que hicieran campaña contra Israel, al que en repetidas ocasiones se refirió como «Israhell».

Nombres, números de teléfono, direcciones de correo electrónico y domicilios de los jóvenes israelíes fueron los datos difundidos por los hackers pro palestinos. Se compartieron en grupos de Malasia utilizando la aplicación Telegram.

Los piratas informáticos vincularon la filtración a los últimos 11 días de lucha de Israel con grupos terroristas en la Franja de Gaza.

Captura de pantalla de un sitio web de Malasia que anuncia el hackeo de una base de datos que contiene los detalles de cientos de miles de estudiantes israelíes
Captura de pantalla de un sitio web de Malasia que anuncia el hackeo de una base de datos que contiene los detalles de cientos de miles de estudiantes israelíes

Además, detrás de la violación de datos aparentemente obtuvieron información del sitio web de AcadeMe, una de las redes de reclutamiento más grandes del país para estudiantes y graduados que buscan trabajo. AcadeMe trabaja con los principales institutos de educación superior, incluidos la Universidad Ben Gurion del Negev; la Universidad de Tel Aviv; el Technion; la Universidad Abierta; la Universidad Bar-Ilan; y la Universidad de Haifa.

La experta en ciberseguridad May Brooks-Kempler, quien administra el grupo Think Cyber ​​Safe en Facebook, está investigando el alcance del hack. Se filtraron detalles de unos 280.000 estudiantes desde 2014 hasta el presente junto con unas 100.000 direcciones de correo electrónico.

Brooks-Kempler recomendó a los usuarios que cambien las contraseñas de AcadeMe y estén alertas a cualquier correo electrónico, SMS o llamada.

 

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here