Marcelo Tinelli y un sentido homenaje a víctimas del atentado a la AMIA

marcelo-tinelli-y-un-sentido-homenaje-a-victimas-del-atentado-a-la-amia
marcelo-tinelli-y-un-sentido-homenaje-a-victimas-del-atentado-a-la-amia

En una serie de acciones pensadas y organizadas por la AMIA, distintas personalidades realizan un homenaje a 27 años del atentado a la sede de la AMIA-DAIA: el popular conductor televisivo, Marcelo Tinelli, habla de Paola y Jorgito. Paola es Czyzewski y Jorgito es Antúnez. En un relato emotivo habla de ellos y simboliza en ellos a todas las vidas truncadas. Sus familias siguen esperando justicia

«En poco tiempo se cumplen 27 años del atentado a la AMIA. Fue un 18 de julio de 1994. Un coche bomba explotó frente a la sede de la AMIA, ahí en Pasteur 633, perpetrando el peor atentado terrorista cometido en nuestro país. Fueron asesinadas 85 personas y más de trescientas resultaron heridas»

«Yo me quiero sumar al mes de la memoria a través del recuerdo de las víctimas fatales»
«85 personas con una vida que fue brutalmente cortada, con un futuro que quedó trunco para siempre. Con ilusiones y sueños que no pudieron cumplir»
«La bomba no discrimino entre quienes ese día estaban adentro del edificio trabajando, haciendo algún trámite, los que vivían en los edificios vecinos. Los que ese día atendiendo un local o los que pasaron por ahí de camino al trabajo o a la facultad»

«Paola Czyzewski tenía 21 años. Miro las fotos de ella, estudiaba abogacía y colaboraba en un estudio contable que tenía su papá Luis y su mamá, Ana María, quiénes eran auditores de la AMIA. Tenía sueños, tenía pensado hacer un viaje a Europa al año siguiente (1995) como premio por lo bien que le estaba yendo en la carrera. Estaba juntando la plata que ganaba para pagar ese viaje tan ansiado. El día del atentado, Paola estaba ahí y casualidad, fue a la AMIA por primera vez para ayudar a su mamá con el trabajo»

«A las 9:53 cuando explotó la bomba, estaba en uno de los ascensores del edificio y estaba bajando a buscar un café que le traía Jorge Antúnez».

«Jorge Antúnez trabajaba de mozo en el bar de la esquina. Jorge Antúnez era para todo el mundo, Jorgito, un chico flaquito, alegre, de 18 años, que había llegado de San Juan hacía un par de años. Vivía con Gustavo y Ángel, sus tíos, y por la noche iba a la escuela nocturna.

Ahí en la calle Pasteur ya lo conocía todo el mundo se hacía querer muy fácil con su simpatía porque siempre andaba con walkman tarareando alguna canción. Ese lunes por la mañana como tantas otras veces se acercó a la AMIA a llevar un café, sí, a llevar un café.

Pasaba por ahí tantas veces por día, iba a levantar o llevar algún pedido y de pasada aprovechaba y se quedaba mucho tiempo charlando».
«Ana María que es la mamá de Paola. Sobrevivió. Estaba en una oficina del primer piso de la AMIA y esa parte del edificio no sé desmoronó»
«Paola y Jorgito murieron. A 27 años del atentado a la AMIA a través de Paola Czyzewski y Jorge Antúnez recordamos a las 85 víctimas fatales presentes en nuestro recuerdo. En nuestra memoria. Porque tenemos memoria, exigimos y vamos a seguir exigiendo siempre: justicia»

Leer más: Convocada por AMIA, Alejandra López retrató a sobrevivientes del atentado del 18 de julio de 1994, en una nueva acción por la memoria y la justicia

2 COMENTARIOS

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here