La prevención de accidentes en el agua. Por Dr. David Sznajderhaus

los-ninos-se-sienten-atraidos-por-el-agua-prevencion-de-accidentes
los-ninos-se-sienten-atraidos-por-el-agua-prevencion-de-accidentes

Los niños se sienten naturalmente atraídos por el agua. Cada verano muchos niños y adolescentes mueren o sufren severas lesiones neurológicas por accidentes que son evitables. Estos consejos permitirán a todos disfrutar con seguridad del agua.

El ahogamiento por inmersión es un accidente grave y relativamente frecuente durante los meses de verano. Los niños menores de 5 años son quienes tienen mayor riesgo de padecerlo. Ellos pueden ahogarse en piletas de natación, ríos, lagunas, etc.; pero los más pequeños pueden asfixiarse en bañaderas o incluso en recipientes conteniendo unos pocos centímetros de agua.
Hogar

Los ahogamientos en bañaderas suelen ocurrir cuando un adulto deja a un niño solo o bajo supervisión de algún hermano mayor mientras se baña.

Recuerde:

-Nunca deje a un niño solo en la bañadera, ni siquiera por unos segundos.

Siempre tiene que estar acompañado por un mayor.

Es importante que vacíe todos los recipientes o baldes con agua luego de usarlos, los niños más pequeños podrían caer de cabeza dentro de ellos sin posibilidad de salir.

Piletas de natación

La mayoría de los ahogamientos en niños en edad preescolar ocurren en piletas de natación particulares. Si bien un niño puede ahogarse aún cuando un adulto lo esté vigilando, en la mayoría de los casos la tragedia sucede cuando la supervisión no es la adecuada y durante los fines de semana cuando la familia concurre de visita a casa de amigos o familiares que tienen pileta de natación sin la protección adecuada.

Si usted tiene niños pequeños evite concurrir a casas que tienen pileta de natación sin protección, inflables o de lona, que deberían vaciarse después de ser usadas. No permita que los pequeños deambulen por el jardín; unos pocos segundos bajo el agua son suficientes para producir un daño irreparable.

Alrededor de los 5 años, los niños se encuentran en condiciones de aprender a nadar. Esto les brinda confianza y una protección adicional. Los menores de esa edad no saben defenderse en el agua aunque hayan tomado clases de natación. Es importante que los padres recuerden:

-Aunque su hijo sepa nadar no significa que esté seguro en el agua. Necesita ser vigilado todo el tiempo.

-Un niño que sabe nadar puede ahogarse fácilmente cuando se atemoriza o se pone nervioso.

-Si usted tiene niños pequeños y una piscina en su casa, debería instalar una defensa de 1.30 mts, barrotes a 10 cm cada uno, picaportes altos y cierre tipo portero eléctrico, alrededor de la misma y aun así, su niño debería constantemente ser vigilado por un adulto cuando se encuentre en el jardín de su casa.

Leer más: ¿Practicas deporte? Mejor comer bien que tomar suplementos. Por Dr. David Sznajderhaus

Otras medidas preventivas son las siguientes:

-Mantenga los juguetes lejos de la pileta para evitar que los niños se sientan tentados en alcanzarlos.

-Mantenga aparatos eléctricos lejos de la piscina para prevenir descargas eléctricas.

Ríos, lagos, lagunas o playas de mar

Si bien los niños mayores de 5 años y adolescentes pueden sufrir accidentes en las piletas de natación, a esa edad los accidentes habituales ocurren en espacios naturales (ríos, lagos, lagunas o playas de mar). Nunca permita a su hijo que nade sin supervisión.

Si su hijo mayor de 5 años ya sabe nadar, enséñele que:

-Que nunca nade solo.

-Nunca se sumerja sin conocer la profundidad del agua.

-Nunca nade durante tormentas eléctricas.

-Use siempre chaleco salvavidas cuando navegue o realice deportes náuticos.

-Nunca empuje a otra persona al agua ni pida auxilio en broma. Un grito de auxilio debe hacerse sólo ante una verdadera emergencia.

-Si se aleja de la costa y no puede regresar no pierda la tranquilidad y flote de espaldas hasta que lo socorran.

-No utilice juguetes inflables u otro tipo de flotadores que a menudo crean un falso sentido de la seguridad y que hasta pueden resultar peligrosos si su hijo se desprende de ellos.

-Muchos nadadores sufren serias lesiones cerebrales o de la médula espinal al zambullirse en aguas poco profundas. Este accidente ocurre principalmente en aguas turbias donde se desconoce la profundidad o en piletas poco profundas.

-La reanimación cardiopulmonar puede salvar la vida de una persona y ayuda a reducir las secuelas luego de un rescate. Ante una emergencia, la atención del accidentado debe realizarse inmediatamente previo al arribo del sistema de ambulancias.

Ante una emergencia:

-Grite por ayuda y retire cuidadosamente al niño del agua.

-Comience la reanimación cardiopulmonar inmediatamente.

-Asegúrese que alguien llame al servicio de emergencias.

-Consulte siempre al médico aunque el niño se haya recuperado.

Dr. David Sznajderhaus (www.docterapi.com)

Médico

MN 70.630

2 COMENTARIOS

  1. Gracias dr snajderhaus!!! Siempre compartiendo temas de salud y prevención de accidentes , todo de suma utilidad para nuestras vidas cotidianas. Gracias. Saludo emir

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here