Se estrenó «Fire dance», la nueva serie israelí con una historia de amor imposible en la comunidad ultraortodoxa

Se estrenó Fire dance
Se estrenó Fire dance

El pasado domingo se estrenó «Fire dance», la serie israelí que muestra un amor imposible en la comunidad judía ultraortodoxa.

La serie de ocho partes, escrita y dirigida por Burshtein-Shai, es una vívida historia de emoción extrema y muestra la relación entre el líder espiritual de una secta ultraortodoxa muy unida y su joven seguidora.

Natan, el hijo casado de ese líder, ofrece comprensión y empatía por Feigie, una adolescente de 18 años que se convierte en parte de su hogar después de un intento fallido de suicidio.

Interpretado por Yehuda Levi, el conocido actor y rompecorazones israelí, Natan es intenso y carismático. Es el líder haredí de esta secta absolutamente creíble que recientemente perdió a su padre y que luchará contra su hermano por el liderazgo.

Feigie, interpretada por Mia Ivrin, es frágil y está herida. Es blanco de las burlas de sus compañeros de clase y es presa fácil del encanto innato de Natan.

La madre de Feigie, Rayzee, es interpretada por Noa Koler, quien apareció en producciones anteriores de Burshtein-Shai. Esta vez, interpreta a una madre mentalmente inestable pero amorosa.

Hay una gran dosis de fantasía en la trama y el escenario de la serie israelí “Fire Dance”, impulsada por las secuencias oníricas de Feigie que parecen tener lugar contra el cielo azul, las palmeras y el Mar de Galilea de Tiberíades, donde los haredim viven desde el siglo XVIII.

Hasta ahora, “Fire Dance” es apasionante y emotiva, un viaje fantástico del corazón y la imaginación de Burshtein-Shai. Cada episodio se transmite los domingo a las 21 (hora israelí) en Yes TV.

“Este viaje fue errante para mí y cambió mi mundo de extremo a extremo, lo que obligó a mi corazón a ser más valiente, más profundo y más personal”, dijo Rama Burshtein-Shai, la cineasta ultraortodoxa que creó “Fill the Void” y “El plan de boda”, entre otros.

“Antes que nada, gracias al creador del mundo. A partir de los seis días de la creación, diseñó muchas piezas que formaron parte de este rompecabezas”, afirmó Burshtein-Shai. “Se me concedió el privilegio de que este viaje vendría en mi camino”.

Luego, Burshtein-Shai agradeció a todas y cada una de las personas que trabajaron en la producción, desde actores y productores hasta el equipo y el personal de apoyo.

Vía The Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here