Policía israelí apuñalado por terrorista palestino relata el enfrentamiento

El jefe de la policía, Kobi Shabtai, y el jefe de la policía de fronteras, Amir Cohen, visitan al sargento primero M en el hospital Hadassah de Jerusalén después de haber sido apuñalado por un terrorista palestino en la Puerta de Damasco de Jerusalén
El jefe de la policía, Kobi Shabtai, y el jefe de la policía de fronteras, Amir Cohen, visitan al sargento primero M en el hospital Hadassah de Jerusalén después de haber sido apuñalado por un terrorista palestino en la Puerta de Damasco de Jerusalén

El policía israelí que fue apuñalado por un terrorista palestino en la Puerta de Damasco de Jerusalén el domingo relató detalles del ataque.

En su primera entrevista desde el incidente, el agente, identificado únicamente como Sargento Primero M, habló con el Canal 12 desde su cama en el Hospital Universitario Hadassah de Jerusalén.

“Recuerdo el incidente con todo detalle. Estábamos vigilando un puesto en la Puerta de Damasco y nos dimos cuenta de que [el hombre] actuaba de forma sospechosa. Lo llamamos para un control de seguridad y empezamos a interrogarlo”, afirmó M. Además, señaló que las sospechas de su equipo aumentaron al notar que su lenguaje no coincidía con el lugar del que decía ser.

“De repente, el terrorista sacó un cuchillo y se abalanzó sobre mí y mis amigos con el objetivo de hacernos daño. Luché con él y con el primer golpe del cuchillo me alcanzó”, aseveró.

Otros agentes presentes en el lugar de los hechos que presenciaron el ataque dispararon contra el terrorista palestino tras el ataque al policía israelí. El atacante es Nadheer Marzouq (20), natural de la localidad de Abwein, al norte de Ramala. Lo trasladaron al hospital Hadassah de Ein Kerem para recibir tratamiento médico.

“Mis amigos respondieron de la forma más increíble que podía imaginar”, aseguró M. “Se enfrentaron [al terrorista] y trataron de no herirme en el proceso. Me preocupaba que si me levantaba el terrorista intentara atacarme a mí o a uno de mis amigos de nuevo”.

“El cerebro funciona automáticamente”, dijo, describiendo cómo abordó al terrorista palestino. “Me di cuenta de que era yo o él. Me di cuenta de que, pase lo que pase, no puedo soltarlo”.

Marzouq llevaba dos cuchillos encima durante el ataque.

El sargento primero A, comandante del equipo que neutralizó al terrorista, describió la rápida respuesta de M como “determinación y valentía”.

“Uno de mis oficiales identificó a un individuo sospechoso. Estaba sentado en una escalera bajo nuestra cabina y llevaba un abrigo de lana que no reflejaba el tiempo. Unos 20 minutos después, el mismo sospechoso se levanta y empieza a caminar hacia un paso de peatones cercano. Dos de mis agentes lo llamaron para que lo revisaran. El sospechoso murmuró y trató de evitar hablar con nosotros. Intentó eludir el interrogatorio. Le llamé a la cabina. Cuando entró, le pedí al agente que se llevara su bolsa. Se dirigió hacia mí e intentó apuñalarme. El agente que estaba detrás se abalanzó sobre él y le abrazó por la espalda. Empezó a forcejear con él en el suelo y buscamos un tiro limpio”, describió.

Sobre el terrorista, A dijo que solo recordaba “una cara inescrutable llena de ira”.

Vía The Times of Israel / Israel Noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here