Tristeza y dolor por el fallecimiento de Raquel Rutman Z´L, sobreviviente del Holocausto

tristeza-y-dolor-por-el-fallecimiento-de-raquel-rutman-zl-sobreviviente-del-holocausto
tristeza-y-dolor-por-el-fallecimiento-de-raquel-rutman-zl-sobreviviente-del-holocausto

Este viernes falleció Raquel Rutman Z’L, tenía 94 años y era una sobreviviente del Holocausto. Nació en 1928 en la ciudad de Lodz, Polonia. Su número de prisionera durante la Segunda Guerra Mundial era el 58.032. Residía en Buenos Aires, pero pasó la mayor parte de su vida en Córdoba.

Desde la AMIA, el Rabino Eliahu Hamra lo lamentó en sus redes sociales: «Con gran dolor recibimos la triste noticia del fallecimiento de Raquel Rutman, sobreviviente del campo de concentración de Auschwitz, y un ejemplo de fortaleza y superación ante los horrores perpetrados en la Shoá. Enviamos nuestras condolencias a sus familiares y seres queridos».

Raquel estuvo presa en Auschwitz, conoció a Josef Mengele y sobrevivió. Hace poco tiempo, en una entrevista al diario La Voz afirmaba: «Yo era pequeña cuando vi a las tropas nazis entrar en mi ciudad. Vivía con mi madre y mi hermano Leo. Vi también a varios de mis vecinos agitar las banderas con la cruz esvástica festejando la llegada de los alemanes»

Raquel vivió muchas situaciones diferentes y traumáticas, aunque no imaginaba lo que tendría que atravesar.

Leer más: El emocionante casamiento de Moshé y Luna, sobrevivientes de la Shoá

El encierro en el gueto, el hambre, la miseria, las enfermedades, los suicidios, las rebeliones contenidas por los nazis a sangre y fuego, los fusilamientos, las humillaciones, los ahorcamientos, las pilas de cadáveres. También la selección de personas para marchar a los campos de muerte.

“Primero se llevaban a los niños y los ancianos. Mi madre lastimaba sus dedos para pintar mi cara a modo de maquillaje, luego me subía a una tarima atrás de mis tías para que pareciera mayor, y así evitar que me llevaran. Tenía sólo 12 años”, relata.

“Pasamos cuatro años en el gueto de Lodz y, luego, todos fuimos trasladados a Auschwitz”.

“Para mí fueron segundos –me dice–. Cuando llegamos a Auschwitz y abrieron las compuertas de los vagones de carga salimos rápido; nos faltaba el aire y viajábamos apretujados. Nos separaron por sexo y edades, y ya no vi a mi madre y a sus hermanas nunca más. Mi hermano Leo fue a parar a otra fila”.

“De inmediato, conocí al doctor Josef Mengele. Recuerdo perfectamente su rostro, sus guardias, sus perros bien cuidados. Dos veces más pasé la selección de ese doctor de la muerte, que separaba a quienes iban a las cámaras de gas o a trabajar como esclavos, o a ser los conejillos de Indias para sus experimentos”, rememora Raquel.

Valió la pena haber sobrevivido para ver en los diarios las fotografías de Adolf Eichmann preso, esposado y siendo luego juzgado en Jerusalén, para ver a Josef Schwamberger arrestado en Huerta Grande y juzgado en Alemania”, enfatiza Raquel.

Leer más: Se estrenó el trailer de la serie en la que Al Pacino va a la caza de Hitler

Nunca hablaba del tema. Sólo años después, cuando comenzaron a aparecer los negacionistas, se decidió a relatar lo que había vivido. “Soy de los pocos que pudimos salir de ese infierno. El mundo debe saber lo que sucedió allí”, decía.

Este viernes falleció pero formó una gran familia y dejó un testimonio valioso como legado

3 COMENTARIOS

  1. I often blog and thank you very much for your content. Your article really reached the peak of my interest. I will take notes on your website and keep checking the new information once a week. I also chose your RSS feed. 메이저사이트

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí