El rabino Axel Wahnish explicó cómo y por qué Javier Milei se vinculó con el judaísmo

El rabino Axel Wahnish explicó cómo y por qué Javier Milei se vinculó con el judaísmo
El rabino Axel Wahnish explicó cómo y por qué Javier Milei se vinculó con el judaísmo

La visita del presidente argentino Javier Milei a Israel en febrero fue parte de su viaje espiritual con el judaísmo y una búsqueda de un cambio moral y cultural en Argentina, compartió el rabino Shimon Axel Wahnish con The Jerusalem Post en una entrevista exclusiva.

Wahnish, ahora rabino de Milei y su presunto candidato para ser el próximo embajador de Argentina en Israel, dijo que conoció al líder por primera vez el 28 de enero de 2022, cuando conocía a Milei “como un economista y profesor popular”.

Milei había visto la película de Charlton Heston de 1956 Los Diez Mandamientos cuando era niño, dijo Wahnish, y se inspiró en Moisés como líder de los hombres. El interés por lo espiritual continuó hasta la edad adulta, y el tema de Dios surgió cuando los dos hombres se conocieron.

La reunión del rabino con el futuro presidente debía durar sólo 15 minutos. Los dos comenzaron a hablar sobre asuntos celestiales y 15 minutos se convirtieron en una discusión de dos horas.

En el centro comunitario judío había una televisión que transmitía en vivo el Muro de las Lamentaciones. Wahnish dijo que le preguntó a Milei si alguna vez había estado allí. Cuando Milei dijo que no había visitado el lugar sagrado judío, se hicieron una promesa mutua que, según Milei, provenía de un lugar más alto que él: una promesa de que los dos visitarían el Muro Occidental juntos. Fue una promesa, que “siempre fue recordada… Desde entonces empezó a decir que tenía un rabino y un guía espiritual”.

Leer más –  Los argentinos que lucharon por Hitler

El futuro presidente comenzó a asistir a las comidas de Shabat, “como en familia”, comenzó a leer la porción semanal de la Torá y aprendía muy rápido y de manera muy inteligente. Hacía preguntas sobre los pasajes de la Torá y mantenía conversaciones de texto con el rabino durante una hora seguida. No era sermonear, dijo Wahnish, llegarían juntos a «la respuesta a una pregunta a través de la conversación».

Resumió sus conversaciones con Milei en una cita del sabio talmúdico rabino Hanina, quien dijo: “He aprendido mucho de mis rabinos, incluso más de mis colegas, pero de mis alumnos he aprendido más que de cualquier otra persona».

Lo que Milei vio en el judaísmo fue la búsqueda constante de la verdad y la espiritualidad, un viaje interminable de crecimiento. Wahnish dijo que es por eso que durante el seder de Pesaj, la ceremonia comienza con Las Cuatro Preguntas y no ofrece respuestas directas.

Volviendo al modelo a seguir de Milei, Moses, Wahnish explicó que comprender que uno siempre tiene más que crecer y aprender es una cuestión de humildad. Moisés fue grande en gran parte por su humildad. Estaba en una posición de prestigio en el palacio de Faraón, pero decidió irse para ver qué sentía la gente.

Leer más – «El terrorismo se condena siempre»: el comunicado del FACA tras los dichos de una participante de Gran Hermano sobre la AMIA

Muchos consideran que Milei es un populista que gana apoyo al abordar las preocupaciones del pueblo argentino sobre el status quo. “Muchos políticos sienten que la gente les sirve, es al revés”, dijo Wahnish. «Mucha gente ve en él la esperanza de salir de la crisis en Argentina».

La economía y la política, dijo Wahnish, eran vehículos de valores morales.tá mal, si no tuviera u Si no supiera lo que está bien y lo que esna brújula moral sólida, no sería capaz de tomar las decisiones correctas como líder. Wahnish dijo que la verdadera revolución de Milei en Argentina no fue verdaderamente económica y política, sino cultural y espiritual.

«Incluso si estás en una posición alta, eres ante todo un ser humano», dijo Wahnish. «Un gran presidente debe tener un gran corazón».

Fuente: The Jerusalem Post

1 COMENTARIO

  1. «Un gran Presidente debe tener un gran corazón» dice el Rabino Wahnish, parecería que esa materia el Preseidente aún no la cursó. Con sus modos, con su agresividad, con sus escraches permanentes, estamos entrando en una etapa de mayor grieta aún que con el Kirchnerimo. Me preocupó siempre la postura del gobierno anterior frente a Israel y el conflicto, me preocupa ahora el otro extremo, muy extremo, Milei es muy sensible en Israel, Milei se emociona y llora en Israel, mientras que acá frente al pueblo que lo votó es insensible,pareciendose cada vez más a un despota. Eso genera mucho Antisemitismo.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí