«Esto es un crimen y un antisemitismo abierto e inaceptable»: propalestinos vandalizaron domicilios de personas ligadas al Museo de Brooklyn

"Esto es un crimen y es un antisemitismo abierto e inaceptable": propalestinos vandalizaron domicilios de personas ligadas al Museo de Brooklyn

Manifestantes propalestinos vandalizaron lugares relacionados con el Museo de Brooklyn y las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York. Arrojaron pintura roja en sus entradas en oposición a la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, informó la AP.

El alcalde Eric Adams publicó este miércoles en X que la policía está investigando después de que las casas de la directora del museo, Anne Pasternak, y de los miembros de la junta directiva del museo fueran atacadas.

Compartió cuatro imágenes de un edificio de ladrillo salpicado de pintura roja con una pancarta colgada frente a la puerta que decía; “Anne Pasternak Sionista Supremacista Blanca del Museo de Brooklyn”.

“Esta no es una protesta pacífica ni libertad de expresión. Esto es un crimen y es un antisemitismo abierto e inaceptable”, escribió Adams, enviando su solidaridad a Pasternak y a los miembros de la junta directiva del museo, reportó Enlace Judío.

“Estas acciones nunca serán toleradas en la ciudad de Nueva York por ningún motivo”.

Un portavoz del museo no respondió a correos electrónicos ni mensajes telefónicos en busca de comentarios.

También se salpicó pintura roja en la fachada de los edificios asociados al consulado alemán. También a la Misión de Observación Permanente del Estado de Palestina ante las Naciones Unidas. Además, donde también se esparcieron folletos críticos con la Autoridad Palestina y su presidente, Mahmoud Abbas afuera del edificio.

Leer más – Noa Argamani contó más detalles del cautiverio en Gaza

Un portavoz del Departamento de Policía de Nueva York declinó hacer comentarios. «La agencia está investigando y proporcionará más información más adelante» expresó.

Este miércoles también se enviaron mensajes a diplomáticos palestinos y alemanes en busca de comentarios.

Cientos de manifestantes marcharon hacia el Museo de Brooklyn a fines del mes pasado. Instalaron tiendas de campaña en el vestíbulo y desplegaron una pancarta de “Palestina libre” desde el techo del edificio antes de que la policía entrara para realizar docenas de arrestos.

Whithin Our Lifetime y otros organizadores de esa protesta han dicho que el museo está “profundamente involucrado y es cómplice” de la guerra. Lo hacen a través de sus líderes, fideicomisarios, patrocinadores corporativos y donantes.

Pero el contralor de la ciudad, Brad Lander, uno de los políticos de Nueva York que se pronunció contra las protestas, dijo que el Museo de Brooklyn ha hecho más para abordar cuestiones de “poder, colonialismo, racismo y el papel del arte” que muchos otros museos.

“Los cobardes que hicieron esto están muy lejos del límite del antisemitismo, dañando la causa que dicen preocuparse y haciendo que todos estén menos seguros”, escribió en X.

El gran museo de Bellas Artes, que es el segundo más grande de la ciudad, se encuentra en el borde de Crown Heights. Hogar de una de las comunidades de judíos ortodoxos más grandes de la ciudad.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí