Medio millón de personas paralizaron Jerusalem

La movilización de ultraortodoxos en contra de la aplicación del proyecto de ley para que todos los ciudadanos israelíes, incluyendo a los haredim, deban hacer el servicio militar obligatorio, reunió unas 500.000 personas, según estimaciones de la policía, que se manifestaron en la capital israelí.

El momento pico fue 30 minutos antes de la finalización de la protesta (a las 17:30 horas) donde ya habían ingresado unos 2.000 autobuses que acercaron a los ultraortodoxos de otras partes del país.

Durante la manifestación no hubo discursos, pero sí cánticos, el sonido del shofar, y salmos recitados por los rabinos representantes de comunidades asquenazíes y sefardíes.

El punto culminante fue cuando el rabino Reuven Elbaz llevó a la multitud en el rezo de la oración «Shemá Israel», el cual fue seguido por la multitud cantando «El Señor, Él es Dios.»

A continuación, se leyeron las resoluciones de la reunión, que se basaron en las decisiones por consenso de las tres principales consejos de los sabios de la Torá, que se reunió la semana pasada en Bnei Brak – el de Shas, Degel Hatorah y Agudat Yisrael. La multitud aplaudió cuando se leyó la resolución «pidiendo a los estudiantes yeshiva y Kollel no ser reclutados en el ejército, en ningún caso, de no ceder a las tentaciones y los castigos de ningún tipo y no cooperar con los planes del ejército de ninguna manera que sea».

Otra resolución pidió al gobierno de no aprobar una ley «que perjudicaría a los que estudian la Torá y los obligan a abandonar el estudio hasta el punto de echarlos en la cárcel, que es un desarraigo de la Torá y el sacrilegio contra el Cielo».

Foto: Haaretz

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí