La batería antimisiles intercepta cohetes sobre Ofakim y Beer Sheva

Una andanada de cohetes y proyectiles de mortero fue disparada contra las comunidades del Negev occidental. Dos cohetes y un proyectil de mortero explotó en el Consejo Regional Eshkol, y un soldado resultó levemente herido en el rostro por las esquirlas del obús. El soldado fue evacuado a un hospital para recibir mayor atención médica.

La alarma antiaérea Color Rojo (Tzeva Adom) se escuchó en la ciudad de Ofakim y en el Consejo Regional Merhavim, en el sur del país. Segundos más tarde una andanada de cohetes se aproximaba a los cielos de Ofakim, una ciudad ubicada a 22 kilómetros de la Franja de Gaza, en las cercanías de Beer Sheva.

La batería antimisiles Cúpula de Hierro derribó uno de los cohetes, que amenazaba estallar en Ofakim; en tanto que los otros dos explotaron en zonas abiertas. Una hora y media más tarde, la alarma antiaérea volvió a sonar en los Consejos Regionales Eshkol y Costa de Ashkelon.

Sin embargo, la Fuerza Aérea y el Ejército de Defensa de Israel se han abstenido de responder a los ataques desde Gaza; en espera de que los terroristas palestinos que controlan la Franja se adhieran a un eventual cese del fuego, que la mediación de la inteligencia egipcia está tratando de lograr.

El escudo antimisiles derriba un cohete sobre Beer Sheva 

Por primera vez desde la Operación Pilar Defensivo, en noviembre de 2012, las organizaciones terroristas palestinas dispararon un cohete contra la ciudad de Beer Sheva, la capital del desierto del Negev.

Beer Sheva tiene una población de 200 mil habitantes, y el ataque contra esta urbe, una de las principales del país, constituye una escalada.

El misil disparado desde Gaza, a una distancia de 47 kilómetros de Beer Sheva, fue interceptado en pleno vuelo por la batería antimisiles Cúpula de Hierro.

El jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz, hizo una evaluación sobre la escalada del sur y visitó la zona fronteriza con la Franja de Gaza para examinar la preparación de las tropas.

Gantz se reunió con los comandantes de Infantería y del Cuerpo de Blindados. Estuvo acompañado por el jefe del Comando Sur, el jefe del Directorio de Planeamiento y el jefe del Directorio del Servicio de Computación.

Gantz advirtió que “responderemos con fuerza si no se restaura la calma”.

El comandante del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) responsabilizó al grupo extremista islámico Hamás por el continuo disparo de cohetes desde Gaza. (Aurora)

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here