La Policía impidió dos veces que el SAME ingrese al departamento de Nisman

Con el correr de los días comienzan a conocerse nuevos datos en torno a la investigación por la muerte de Alberto Nisman. Lo ocurrido durante el domingo, día del fallecimiento del fiscal especial del caso AMIA, resulta clave para esclarecer el trágico final. Según la autopsia, el deceso se produjo alrededor de las 13 de ese día. Pese a que Nisman tenía asignados para su protección a diez efectivos de la Policía Federal, su cadáver fue hallado recién a la noche en el baño del departamento del piso 13 que habitaba en la Torre Parque del edificio Le Parc de Puerto Madero.

Vecinos del edificio confirmaron en diálogo con este medio que durante el día notaron movimientos «raros» y que ya había rumores de que «algo había pasado» en la torre Le Parc. «Esa tarde vinieron a visitarme y en la entrada pidieron hasta el ADN», comentó una mujer que tiene un departamento allí.

La custodia del edificio está habitualmente a cargo de la Prefectura. Pero ese día también había efectivos policiales. Fueron estos quienes impidieron dos veces el domingo a la noche el acceso a personal del SAME al departamento que ocupaba Nisman en el piso 13. Pero, ¿por qué el SAME se presentó el inmueble de la calle Azucena Villaflor 450?

Fuentes de la investigación confirmaron a este medio que el domingo a la noche el SAME recibió dos llamados por una emergencia, solicitando el envío de una ambulancia a la dirección de Nisman. El primero de de los llamados se produjo a las 22:45 desde un teléfono celular. Ante la requisitoria de urgencia, el SAME respondió enviando una ambulancia, pero los policías de custodia del edificio no permitieron que el personal médico ingrese al lugar.

Menos de una hora después, a las 23:30, se produjo el segundo llamado. Esta vez, la persona que se comunicó con el SAME se identificó como policía. Reiteró que era necesaria la presencia de una ambulancia en Azucena Villaflor 450. Allí fue nuevamente un equipo de emergencias del SAME. Y ocurrió lo mismo. Los policías no les permitieron el acceso. La ambulancia se volvió a ir.

Uno de los primeros en ingresar a la casa de Nisman tras su muerte fue el secretario de Seguridad,Sergio Berni. En declaraciones televisivas éste aseguró que un médico de la obra social que tenía el fiscal (Swiss Medical) estuvo en el interior del departamento antes de que Viviana Fein realice las pericias. Incluso aventuró que el barrido electrónico realizado para detectar si había pólvora entre los dedos de Nisman podría haber dado negativo porque ese facultativo de Swiss Medical «le tocó la mano» al cadáver.

Entre las primeras medidas dictadas por la jueza Fabiana Emma Palmaghini, que investiga la muerte de Nisman, estuvo el pedido de los llamados telefónicos de los cinco días previos a la muerte. Tal vez allí esté la clave para saber quien y por qué llamó al SAME para informar que en la casa de Nisman había una emergencia.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here