SHOA: Encontraron una pandereta fabricada por los nazis con hojas y pergaminos de viejos libros de la Torá.

Hace dos semanas, un voluntario de la Organización Mimaamakim para la preservación de la Shoa, recibió información sobre un remate de objetos, que permanecían en la casa de un anciano polaco de la ciudad de Lodz, donde se encontraron algunas cosas relacionadas a los nazis como objetos saqueados a los judíos que residieron en la ciudad. Entre otros, se supo que uno de los elementos encontrados había una pandereta, que sirvió a la orquesta juvenil de Hitler, fabricada por los nazis con hojas y pergaminos de cuero de un viejo libro de la Torá, saqueado por ellos.

Desde la organización enviaron al remate a un voluntario de Polonia para que adquiriese la pandereta. En los últimos días, fue llevada a Israel. Johny Daniels, fundador de la organización, cuenta que los organizadores del remate no sabían que las hojas y pergaminos de cuero, con los cuales está fabricada la pandereta, pertenecían a una antigua Torá judía.

“Escuché, en el pasado, varias veces sobre libros de la Torá que sirvieron a los nazis para la fabricación de panderetas y otros objetos. Por eso, cuando recibimos la información sobre una pandereta hecha de cuero, que se iba a rematar, envié a uno de los voluntarios a traer fotos de ese objeto. Solo entonces comprendí que se trataba de una pandereta, fabricada por los nazis con partes del antiguo libro. Tras una verificación más, descubrimos que se trata de una pandereta usada por la orquesta de Hitler, cuyos miembros la usaban durante los desfiles y exhibiciones nazis”, cuenta Daniels.

Después de restituir la pandereta a Israel, Daniel pidió un permiso del Rabino Principal de Israel, para exhibirla como parte de la exposición itinerante y un programa educativo en cuyo marco Daniels dará conferencias a los jóvenes del mundo sobre la Shoa. “Usaremos la pandereta como recurso educativo y la llevaremos a las conferencias alrededor del mundo. Queremos que la juventud pueda conectarse con la historia en forma concreta y genere un vínculo emocional con el pasado. Después de 70 años, la generación de los sobrevivientes nos abandonará en poco tiempo más y quedara sobre nosotros la tarea de preservar esa memoria”, dijo Daniels.

Se realizaron intentos por investigar de qué modo llegó esa pandereta a la casa del anciano en la ciudad de Lodz y si sabía su procedencia. Pero, hasta el momento, no pudo obtenerse respuesta.

Fuente: Ma´ariv / Israel en Argentina/ Traducción Cidipal/
Fotografía: Fliker

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here