Aníbal Fernández: »No fue una manifestación para rendirle homenaje a nadie, fue una marcha opositora»

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, minimizó el impacto político de la movilización. «Hubo insultos y agravios a la Presidente, como suele suceder», señaló. Volvió a cargar contra un sector de la Justicia.
Fernández aseguró hoy que la multitudinaria marcha realizada ayer en el Centro porteño no fue para «rendirle homenaje» al fiscal federal Alberto Nisman, sino que se trató de «una marcha opositora», y apuntó contra un sector del Poder Judicial.
«El Gobierno no administra la justicia. La administración de justicia corre por parte de los jueces», remarcó el funcionario y añadió que «no era una manifestación desde el punto de vista de rendirle homenaje a nadie, era una marcha opositora».
El secretario general de la Presidencia, aseguró además que «hay vocación de desestabilizar» por parte de quienes organizaron la marcha de ayer, pero les advirtió que «no sueñen con empujar a este Gobierno».
«Entiendo que hay gente que ha entendido que de la mejor manera que se podía llevar a la práctica una desestabilización, la está haciendo», indicó.
De esta manera, Fernández volvió a apuntar contra un sector de la justicia. «No generalizo, pero hay jueces que trabajan de manera excepcional y otros, una buena parte, no se saca algunos vicios: trabajan hasta las 13:30, designan familiares, no pagan ganancias, y las sentencias por evasión son contadas con los dedos de las manos. Además, encontrar una medida cautelar para un pobre hay que buscarla con una lupa», sentenció.
Para justificar su posición, el funcionario kirchnerista señaló que «como suele suceder en marchas opositoras, hemos visto carteles con insultos y agravios a la Presidente». «No hemos cambiado nada con lo que se vio en otras oportunidades: decían que se muera, yegua, y no tienen empacho en exhibirlo de esa manera», añadió.
En declaraciones a la prensa antes de ingresar a la Casa de Gobierno, Fernández también rehusó decir cuántas personas se movilizaron ayer en esta Capital: «Yo no cuento gente», respondió molesto.
En este sentido, recordó que la movilización de Blumberg «fue una de las más grandes, junto a la que hicieron los que decían ser representantes del campo en la avenida Del Libertador». «En la de Blumberg, que por lo visto era más grande que la de ayer, dijeron que hubo 150.000 personas. Y en la del campo, dijeron que eran 237 mil. Yo no soy estimador de gente», insistió.
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here